Un final feliz para 'Pichi'

'Pichi' regresa a la protectora de Segovia. /Foto de la Protectora de Segovia
'Pichi' regresa a la protectora de Segovia. / Foto de la Protectora de Segovia

El perro, que llevaba cinco meses desaparecido, ha sido hallado en Nava de la Asunción, a 40 kilómetros de su hogar

El Norte
EL NORTESegovia

'Pichi' ha vuelto a casa. Cinco meses después que se escapara y sin tener noticias de sus ladridos, el perro ha sido hallado lejos de su casa en la capital segoviana. Lo han encontrado en Nava de la Asunción, nadie sabe cómo y por qué llegó a hasta allí, a cuarenta kilómetros de su hogar.

La Asociación Protectora de Animales se congratula y celebra el desenlace feliz de la aventura del can extraviado. Por suerte, la historia de 'Pichi' no ha acabado mal, como ocurre tantas veces cuando un perro desaparece sin que nunca más sus dueños vuelvan a saber de él. «Han sido días interminables de búsqueda, desesperación cuando dejamos de tener noticias suyas y miedo de pensar en un desenlace fatal», cuentan los representantes de la protectora en su perfil de Facebook, donde informan de la buena nueva.

En la tarde de este lunes, esa zozobra por el devenir de Pichi acabó cuando la asociación recibió la llamada de la clínica veterinaria Tierra de Pinares, situada en Nava de la Asunción. La organización agradece a la persona que consiguió atrapar a 'Pichi' y que acudió al veterinario para comprobar si el perro llevaba el chip pertinente que ayudar a su identificación.

El dispositivo ha sido clave para revelar su procedencia y para que la familia de la protectora volviera a reunirse con el hijo pródigo. No saben dónde ha estado durante todo este tiempo; si alguien lo ha cuidado o si es un superviviente nato, pero lo importante es que «ahora está a salvo y nos ha demostrado que nunca, nunca, hay que perder la esperanza», se felicitan los miembros de la protectora segoviana.

Desde el 11 de diciembre

Esta aventura empezó el 11 de diciembre en el barrio de San Lorenzo de la capital segoviana. 'Pichi' es pequeño, marrón y blanco, muy miedoso, según la definición que facilitaba la organización al promover su búsqueda. En las primeras semanas después de su desaparición fue visto en Bernuy, Valseca y en Zamarramala. El 'fugado' se movía rápido.

El animal fue recogido a mediados del año pasado por la protectora segoviana, que tuvo que emplear una jaula-trampa para capturarlo debido a que se trata de un can muy escurridizo. Tras más de dos meses de terapia en el albergue, fue adoptado por una familia del barrio de San Lorenzo. Al parecer, 'Pichi' saltó la valla de la vivienda y se escapó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos