Festeamus mantiene su esencia

El público sigue con atención uno de los espectáculos del festival. /Mónica Rico
El público sigue con atención uno de los espectáculos del festival. / Mónica Rico

La improvisación y el clown han sido protagonistas del Festival de Teatro y Música, que ha incorporado algunas novedades

MÓNICA RICO Cuéllar

El Festival de Teatro y Música Festeamus, organizado por la asociación cultural que lleva el mismo nombre, ha vuelto a conseguir, un año más, llenar la villa de Cuéllar de arte y talento, además de humor, música, teatro y público. Ha sido un año de cambios, en el que dejó atrás su tradicional pasacalles y pregón y dio la bienvenida a Festesamus, un mercado de artesanías varias y productos de la tierra que ha encandilado a gran número de visitantes, que durante todo el fin de semana se han acercado hasta los Paseos de San Francisco para disfrutar de las variadas propuestas del festival, en el que el clown y la improvisación han sido grandes protagonistas.

La cita comenzó el viernes con la puesta en escena de ‘El show de Al Tran Trán’. El recién estrenado escenario de la iglesia de San Francisco acogió la puesta en escena de un espectáculo en el que se mezclaron música, teatro, humor e improvisación y en el que casi dos centenares de personas no pararon de reír. Con sus propuestas, el grupo creaba canciones, que también surgían a partir de anécdotas o de un escueto resumen de sus vidas. Con tan solo una guitarra y sus voces, y por supuesto su imaginación, los tres miembros de la compañía consiguieron conquistar al público.

Talleres

La diversión fue el punto de inicio de este festival, que continuó durante la jornada del sábado con una muestra del taller de iniciación al clown que fue impartido por la payasa Angosta Dimente, y en el que los alumnos realizaron sus propias improvisaciones, demostrando todo lo que habían aprendido durante la iniciativa, con el reto de realizar su actuación ante el público, que respondió con risas y grandes aplausos a las ocurrencias de los nuevos payasos.

Ya por la tarde, decenas de personas se volvieron a reunir en el entorno de los paseos de San Francisco para disfrutar del humor para todos los públicos de Angosta Dimente, con su espectáculo ‘…Y Romeo?’, y para conocer los productos que ofrecía Festesamus, donde pudieron encontrar puestos de artesanía textil, juguetes en madera y otros materiales, o alimentos como panes, encurtidos o garrapiñados, sin olvidar dulces o especias y aromáticas. Para completar la iniciativa, el colectivo Gente Festeamus instaló un puesto de venta de productos propios y en el que también se informaba al público sobre la posibilidad y las ventajas de formar parte de la Asociación.

Festesanus continuó durante la jornada de ayer. Por la mañana, estuvo amenizado por A Quarter of a Dozen Band, que con sus piezas para trío interpretadas a cuarteto, de mediados del siglo pasado, animaron la hora del vermú. La iniciativa Festeamus se cerró con la actuación de Umami Dance & Theatre Project, compañía de danza y teatro de calle, que ofreció breakdance, teatro, pantomima y humor.

Aunque Festeamus como tal echó el telón anoche, aún pervivirá en la retina de muchos de los que han disfrutado de los espectáculos, así como en los objetivos de tantos otros que han captado con sus cámaras los distintos momentos del festival. Para ellos, la agrupación ha puesto en marcha una nueva edición del maratón fotográfico ‘¿Cómo vemos Festeamus’?, al que podrán enviar sus fotografías y ganar variados premios. Las bases se pueden consultar en la web www.festeamus.es.

Fotos

Vídeos