Examen al ganado de los encierros

Asistentes al acto organizado por la Asociación Encierros de Cuéllar, en el que se presentaron las ganaderías. / Mónica Rico

La Asociación Encierros de Cuéllar presenta el cartel con las imágenes de los astados y el trofeo que otorga a la mejor ganadería del ciclo

MÓNICA RICO Cuéllar

Como es tradicional unos días antes de las fiestas de la villa, la Asociación Encierros de Cuéllar ha presentado el ganado bravo que protagonizará las carreras, que un año más se ve plasmado a través de imágenes en un cartel. El Palacio de Pedro I llenó su aforo de aficionados que no se quisieron perder esta cita, en la que no faltaron el coloquio ni el debate sobre las reses y las mejoras que se pueden realizar en el encierro. Además, se presentó el trofeo que la agrupación entrega cada año a la mejor ganadería de los encierros, una obra del artista cuellarano Alfonso Rey.

Dos corredores –el joven Jairo Martín y el más veterano, Pepe Arenal–; el concejal de Festejos del Ayuntamiento de la localidad, Luis Senovilla; el mayoral de la ganadería Toros de Brazuelas, Marco Antonio García, y propio Alfonso Rey, en calidad de aficionado e integrante de la asociación, que además ejerció de moderador de la mesa, expusieron sus puntos de vista.

El edil quiso agradecer la iniciativa, que año tras año apuesta por las imágenes de los astados que correrán el ciclo de encierros de la villa en un cartel, y señaló que dos de las ganaderías –El Sardinero Ave María y Lagunajanda– repiten carrera debido a los buenos resultados del año pasado. Sobre los primeros, Senovilla declaró que los novillos tienen el mismo tamaño y trapío que sus predecesores, por lo que se espera que este año repitan los buenos resultados de 2016.

Nuevos en la plaza

Con respecto a la corrida del lunes 28 de agosto, de la ganadería de Arcadio Albarrán, explicó que se buscaba savia nueva, y que al recorrer las divisas se encontraron con este encierro, «con el trapío y la fuerza que nos parecieron adecuados», teniendo en cuenta que durante la tarde estos astados se lidiarán en una corrida de rejones. El martes 29 se estrena en la localidad la ganadería Toros de Brazuelas. Senovilla manifestó su esperanza de que resulten «unos novillos espectaculares», que además se encontraban muy cerca de Cuéllar, en la localidad vallisoletana de Alcazarén, y cuyo mayoral, Marco Antonio García, presente en el debate, es vecino del municipio.

Ya el miércoles 30, repetirá Lagunajanda. El concejal de Festejos también expresó su deseo de que los resultados sean como los del pasado ciclo, cuando se presentó un encierro noble. El jueves llegan los novillos de Yerbabuena para una jornada en la que se buscaban animales «con mucha cara».

Senovilla destacó que todos los astados se están ‘moviendo’ mucho y se está realizando un seguimiento importante, vigilando que se lleva a cabo el trabajo de encabestramiento con el fin de garantizar el mejor de los encierros.

Bebederos para las reses

Pepe Arenal, corredor veterano, recordó algunos de los cambios sufridos en los últimos años en el encierro, cuando se realizaban con novillos con menos casta y menor peligro, apuntando una menor participación de corredores cuellaranos en la actualidad. Entre las mejoras que debería tener la carrera, manifestó la necesidad de instalar bidones de agua antes del embudo para que las reses puedan recuperarse.

Por su parte, Marco Antonio García realizó una pequeña radiografía de la joven ganadería de Toros de Brazuelas, con solo cuatro años de existencia. Asimismo, puso de relieve lo que para ellos supone acudir a Cuéllar, en lo que será la primera novillada picada del hierro, que se mueve a caballo y con ocho bueyes. También mostró su deseo en voz alta de que cumplan con un buen encierro.

El joven corredor Jairo Martín abordó el tema del exceso de caballistas en el traslado por el campo y se expresó a favor de reducir su número en la suelta. Asimismo, citó la necesidad de disminuir la cantidad de bueyes que recorren las calles en el tramo urbano.

En cuanto a las ganaderías, indicó que la del domingo tiene visos de ser muy cómoda; en relación a la del lunes, parece cortita de cuernos y de patas; los novillos del martes tienen pinta de ser bastante manejables; la del miércoles, salvo algún ejemplar, «no tienen mucho que ver», y subrayó que la del jueves parece «muy bonita, con bastante cara y muy igualados».

Fotos

Vídeos