La Esteva vive con zozobra el futuro del festival

Presentación del festival internacional con la presencia de representantes de los grupos. / ANTONIO TANARRO

La asociación se planteó transladarlo a un recinto cerrado para cobrar entrada, pero descartó la idea

EL NORTE Segovia

La Presidenta de la Asociación Cultural Grupo de Danzas La Esteva, Rosa Velasco, apeló ayer a una colaboración «mayor» de las instituciones para que se matenga el festival folclórico internacional que organiza cada año. Velasco presentó la trigésima edición del festival, que se celebra a los pies del Acueducto y reconoció que se han planteado «moverlo» para que se desarrolle en un recinto cerrado y de ese modo cobrar entrada. Algo que han descartado por creer que la cultura es «popular».

Este año, van a participar grupos representantes de Georgia, Macedonia y Aregntina. También de la localidad leonesa de Ponferrada, de Cieza (Murcia), y del municipio segoviano de Vallelado. Velasco comentó que la organización del festival conlleva unos gastos que anualmente superan los 45.000 euros, de los cuales recuperan entre 28.000 y 30.000. De este mdoo, la asociación aporta unos 18.000, aunque la presidenta afirmó que «ya no puede más».

En ese sentido, Rosa Velasco argumentó que se trata de una iniciativa que «merece la pena» y que en La esteva sufren «mucho» ante la incertidumbre de su futuro, informó Europa Press.

Mérito y seriedad

Por su parte, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Segovia, Marifé Santiago, incidió en que «no es habitual» organizar un evento durante 30 años, lo que identificó con «mérito, responsabilidad y seriedad» como testigos de una vocación. En su intervención, la responsable del Área de Cultura y Juventud de la Diputación de Segovia, Sara Dueñas, aplaudió que el festival se traslade también a la provincia. En concreto, a Carbonero el Mayor.

Asimismo, Sara Dueñas valoró que se trata de una cita «interesante» al permitir conocer la tradición de otras culturas. De este modo, la diputada provincial recordó que «no somos tan distintos como pensamos», al compartir «muchas cosas». Por eso, invitó a «abrir la mente».

Fotos

Vídeos