Esquiadores y trineos junto al Acueducto de Segovia

Esquiadores junto al Acueducto. / Antonio Tanarro

La cara más amable de la nevada se tradujo en una jornada lúdica para los vecinos de la capital, sobre todo niños y jóvenes

El Norte
EL NORTESegovia

La intensa nevada ha dejado coches atrapados, cortes de luz, calles intransitables y otros muchos inconvenientes en la provincia de Segovia. Pero también está la cara lúdica, con la posibilidad de disfrutar de la densa capa blanca que ayer cubría la mayor parte de la capital.

Los segovianos convirtieron los alrededores del Acueducto en un improvisado complejo invernal, que dejó estampas atípicas, como las de esquiadores en pleno centro de la ciudad o trineos por la cuesta de la calle Teodosio el Grande, muy conocida por ser escenario de la famosa Carrera del Pavo para bicicletas sin cadena que se celebra en Segovia. Este primer tramo, paralelo al monumento romano, es el único cuesta abajo donde se coge impulso para, tras el pequeño llano del Azoguejo, iniciar el ascenso hacia la plaza Adolfo Suárez. Esta mañana ha sido escenario de divertidas bajadas en trineo. Es la cara amable del temporal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos