«Ernie Watts Quartet es el artista más reconocido que ha pasado por La Granjazz en sus nueve años»

El músico José Luis Gutiérrez.
El músico José Luis Gutiérrez. / A. C.

El director del festival que hoy arranca en el Real Sitio afirma que la esencia del jazz es la improvisación, «es una música que nace y muere en el mismo momento en que se está ejecutando»

A. C. Segovia

Desde hoy y hasta el miércoles, la improvisación y las melodías cargadas de sentimiento serán las protagonistas en el Real Sitio con motivo de la novena edición del Festival La Granjazz. En un escenario único, la Puerta de la Reina, el público podrá disfrutar de actuaciones gratuitas de Jazz, entre las que este año destaca el artista Ernie Watts Quarter, una de las grandes figuras de la escena jazzística internacional. José Luis Gutiérrez, músico reconocido por sus originales melodías al saxofón, es el director artístico del ciclo.

–¿Qué sorpresas le esperan al público que acuda a los espectáculos?

–El festival, en todas sus ediciones ha sido muy variado, muy heterogéneo, hemos contado con muchas tendencias: jazz clásico, moderno, experimental, blues… El Ayuntamiento de La Granja me anima cada año a que presente un proyecto diferente. Hoy abriremos con un grupo que tiene una gran capacidad de comunicación, Cosmosoul’. Hacen una espectacular unión de las músicas modernas de hoy en día. soul jazz y funk con la música del Grove. Sus cinco componentes son de países distintos, lo que aporta esa riqueza multicultural que siempre ha estado en el mundo del jazz. Por mi parte, mañana martes presentaré un concierto que se llama ‘Blues People’, en el cual voy a ofrecer muchas canciones que he escrito con letra, en las que haré una especie de recorrido por el mundo del blues. Las canciones son muy blancas, participativas, frescas y muy veraniegas. Con este espectáculo los niños disfrutarán mucho y confío en que los mayores también.Por último, contaremos con la actuación de Ernie Watts Quarter, una de las grandes figuras de la escena jazzística internacional. Considerado una de las leyendas vivas de este género y ganador de dos Grammys, será el artista más reconocido a nivel internacional que ha pasado por el festival a lo largo de estos nueve años.

–¿Qué tiene el jazz que no tienen otros géneros musicales? ¿Qué lo lo hace único?

–La improvisación es una música que nace y muere en el mismo momento en el que se está ejecutando, es la grandeza que tiene para mí el jazz.

–¿Cómo se consigue afianzar un Festival de estas características?

–Las condiciones que ofrece La Granja despiertan la imaginación y la ilusión de hacer cosas bonitas. El entorno natural que tiene, su Palacio, su Real Fábrica de Cristales… Yo tengo la teoría de que todo eso se impregna en la gente y hace que sucedan cosas especiales.

–¿Que filosofía se tiene a la hora de realizar la programación?

–Siempre buscamos grupos cuya propuesta artística nos interese. La dificultad es hacer que puedan estar con nosotros en las fechas y en las posibilidades económicas que tenemos. A mí, de joven, me costó mucho entrar en algún teatro para que me dieran una oportunidad, pero hubo un momento en el que alguien me la dio, hace ya más de 25 años. Eso me sirvió para entrar en una buena programación y después tuve la oportunidad de ir a San Sebastián y grabar un disco, del que salieron unas críticas formidables y así empezó todo. Lo que quiero decir es que es muy importante dar oportunidades a la gente y es algo que se lleva a cabo en La GranJazz. Se ha dado la oportunidad a algunos artistas jóvenes para que suban al escenario de un gran festival, algo que tengo como una obligación moral, sin dejar de lado a los mejores intérpretes a nivel nacional e internacional.

–¿Qué retos se plantea el Festival de Jazz en el futuro?

–El reto del festival pasa por continuar trayendo grupos interesantes y de prestigio. En cuanto a la organización, sí que es verdad que necesitamos un poquito más de relajación a nivel de presupuesto económico, sobre todo en lo referente al ‘backline’. Elementos de producción que solucionamos, pero que acaban siendo como una pequeña piedrecita en el zapato, por lo que entra en juego alguna forma de financiación que nos permita mantenernos a gusto, para que lo que vayamos haciendo se estabilice.

Fotos

Vídeos