Equo cree que las macrogranjas están convirtiendo España en un «estercolero»

El eurodiputado de Equo, Florent Marcellesi. /Efe
El eurodiputado de Equo, Florent Marcellesi. / Efe

El eurodiputado del partido, Florent Marcellesi, aboga por un regreso a la dieta mediterránea para promover un consumo «sano y responsable»

EL NORTESegovia

El eurodiputado de Equo, Florent Marcellesi, aseguró ayer que España se está convirtiendo en «el estercolero» de Europa por el grave problema de la proliferación de las macrogranjas, que son «la cara oculta» de la industria cárnica 'low cost', que se está posicionando en zonas poco pobladas para encontrar una menor resistencia. Marcellesi recordó que la macrogranja de vacas lecheras prevista en Noviercas (Soria) es veinte veces más grande que el mayor proyecto previsto en Francia.

Asimismo, Marcellesi afirmó que España se está poniendo a la cabeza de la la Unión Europea en macrogranjas, y buena prueba de ello es que el proyecto de 20.000 cabezas de vacuno de leche que proyecta la cooperativa navarra Valle de Odieta, en la provincia de Soria, lo está posicionando como el país que «más ganado va a aglutinar en un mismo sitio». Por otra parte, el eurodiputado recordó que el proyecto que más recelos y oposición ha encontrado en el vecino galo, «el más simbólico», es de 1.000 vacas, informa Ical.

Florent Marceselli resaltó, además, que la lucha contra este macroproyecto será «muy difícil», aunque los sindicatos agrarios estén en contra porque hay «muchos y poderosos intereses económicos detrás». La industria cárnica en España, subrayó el eurodiputado, mueve «miles y miles de euros en beneficios», lo que la convierte en «uno de los lobbies más potentes y poderosos que hay en España».

El eurodiputado de Equo remarcó que en Castilla-La Mancha se autorizan cada año 200 macrogranjas, y aunque no pudo aportar datos concretos de Castilla y León, sí afirmó que ha aumentado en un 15% la producción de carne de cerdo habiendo menos explotaciones porque «se está centralizando la producción».

Carne de baja calidad

Por otra parte, también habló de graves consecuencias para la salud humana el consumir carne de muy baja calidad porque «más del 80% de los antibióticos que se suministran en España son para el ganado». Desde Equo y el grupo europeo de Los Verdes pidieron una reducción del número de explotaciones «masivas industriales», así como la apuesta por «un modelo diferente» tanto en la producción como en el consumo. Florent Marcellisi es el autor del informe 'Comer bien para vivir mejor', donde aboga por un regreso a la tradición española de la dieta mediterránea, con un sector ganadero extensivo y ecológico que promueva un consumo «sano y responsable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos