Encierros de Cuéllar apuesta por un patronato en vez del Consejo de Fiestas

Uno de los encierros del año pasado.
Uno de los encierros del año pasado. / M. R.

La asociación acata la decisión municipal, aunque presenta alegaciones al documento inicial en las que propone, entre otras cuestiones, eliminar la portavocía del vecino

M. RICOCuéllar

La Asociación Encierros de Cuéllar acata la decisión municipal de crear un Consejo Sectorial de Fiestas, aunque no la comparte, ya que apostaba por la creación de un patronato para la organización y defensa de los valores históricos y culturales de la villa en lo que a festejos taurinos populares se refiere. A su juicio, el patronato posee una forma jurídica más avanzada y es una figura muy extendida en la geografía nacional, por lo que esperan que el consejo no cierre la puerta en el futuro a este otro sistema organizativo.

Bajo esta premisa, la asociación ha presentado enmiendas al proyecto del reglamento del Consejo de Fiestas presentado por el Ayuntamiento. Respecto a la estructura orgánica y a la asamblea, la agrupación piden que, además de representantes de cada grupo político y los concejales de Festejos y Cultura, se incluya directamente a la Concejalía de Turismo, «porque hay muchos festejos relacionados con este área y porque el Ayuntamiento está tramitando en la actualidad la declaración de nuestros encierros como de Interés Turístico Internacional».

También propone la eliminación de la representación de tres personas a título individual como portavoz del vecino, porque «la forma de designación, y especialmente el poder representativo, ofrece muchas sospechas desde su inicio. En este sentido, señalan que cualquier persona designada para tal fin tiene el mismo poder de decisión informativa que cualquier representante de asociaciones con numerosos miembros. «Parece más bien un sistema controlador que un sistema de representación de ‘nadie'», argumenta Encierros de Cuéllar. Respecto a los vocales, que serán representantes de diferentes asociaciones de cada sector, la asociación propone una designación para la asamblea que se efectúe en función del mayor número de miembros de cada asociación.

La estructura organizativa del consejo establece grupos de trabajo, respecto a los cuales la agrupación alegante propone que se incluya la posibilidad de que dentro de cada uno de ellos se puedan formar otros subgrupos de tareas específicas. También que se dote a cada grupo de presidente y secretario, con actas de reuniones dentro de sus obligaciones; y la conveniencia de que el proyecto deje establecidos ya grupos de trabajo específicos. También solicita que exista obligatoriedad de dos reuniones anuales ordinarias de estos grupos de trabajo, al igual que ocurre con el Consejo de Fiestas.

La agrupación también discrepa de la norma que prohíbe divulgar información

Sobre la renovación de los vocales no municipales del consejo, el documento establece un período máximo de dos años, ante lo que la asociación propone al menos tres, «porque lo que vale es la permanencia organizativa de la experiencia en organizaciones anteriores».

Tampoco está de acuerdo con la obligación de los miembros de la asamblea de no divulgar las informaciones de las que hayan tenido conocimiento por razón de su pertenencia o cargo al consejo, ya que, a su juicio, así regulada «supone que un representante de un sector o asociación deberá tomar decisiones por sí mismo, ajeno a la información que le transmitan su representados», por lo que piden una nueva redacción en la que se incluya el texto «excepto la comunicación social a sus representados de los temas objeto de debate en esta asamblea» o una similar más acorde.

El documento regula la inexistencia de cualquier sesión ante la no asistencia del presidente y el secretario. Con el fin de evitar que esto sea una excusa «para anular sesiones que puedan no ser del agrado de estos dos cargos», Encierros de Cuéllar propone la designación de vicepresidente y subsecretario, tanto en la asamblea como en los grupos de trabajo. También señala que, además de que la votación se realice a mano alzada, no pueda existir delegación de voto de un representante a otro, ni oral ni formalmente elaborada por escrito.

Fotos

Vídeos