Emocionado adiós de familiares, amigos y vecinos a 'Pepín'

Llegada del féretro a la Iglesia parroquial de San Esteban Mártir. / C. C.

La iglesia de Villaverde de Íscar se quedó pequeña durante el funeral del agricultor que falleció atrapado por el arado del tractor

CRUZ CATALINA Villaverde de Íscar

Mañana de luto en Villaverde de Íscar. La iglesia parroquial de San Sebastián Mártir se quedó pequeña para acoger a los numerosos vecinos de la localidad que quisieron arropar a los familiares, así como a amigos y conocidos llegados desde Íscar, Remondo, Pedrajas de San Esteban, Fuente el Olmo de Íscar y Valladolid, en el último adiós a José García Gamarra, conocido cariñosamente por el sobrenombre de ‘Pepín’. En una calurosa mañana, fueron muchos los que se quedaron a la sombra de las viviendas cercanas sin poder acceder al templo por falta de espacio. El fallecido, un octogenario agricultor, jubilado hace unos años y muy conocido en la zona, perdió la vida en la tarde del martes en la calle Gloria, junto frente a la puerta de la vivienda de la única de sus tres hijas que reside en el municipio, al quedar atrapado entre la rueda posterior de su tractor y el arado cultivador que tenía enganchado, con el que había estado arando parte de una de las parcelas de su propiedad por la mañana.

Más información

Pese a estar jubilado, a José García Gamarra las ganas de trabajar y su labranza le podían más que estar con los brazos cruzados. Por eso no quiso desplazarse hasta la localidad hermana de Megeces (Valladolid), donde dos de sus nietos gestionan este año las piscinas municipales. Precisamente, ese día finalizaban las fiestas patronales con diversas actividades lúdicas en el recinto, y las tres hijas de José, con sus respectivos esposos e hijos, se habían reunido para comer y pasar la tarde, de ahí que en el momento del trágico accidente no hubiera ningún familiar directo en Villaverde de Íscar. Una vecina que en ese momento colocaba el cinturón de seguridad en una silla infantil fue la primera que escuchó los gritos de auxilio y llamó a su padre, que se acercó hasta el tractor y comprobó con horror que José García había quedado atrapado entre la rueda izquierda y el arado, al estar accionada la bomba hidráulica elevadora. Pese a los intentos por reanimarlo durante más de media hora, el personal sanitario no pudo hacer nada por salvarle la vida y solo puedo confirmar el fallecimiento en el lugar del accidente.

Los restos fúnebres de José García Gamarra llegaron al templo procedentes del tanatorio de la vecina localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban, donde reside una de sus hijas. La autopsia le fue practicada en el Instituto de Medicina Legal de Segovia, donde el cadáver fue velado por familiares y amigos desde la tarde del miércoles.

Varas de la cofradía

A las puertas del templo de Villaverde de Íscar, esperaban la llegada del féretro numerosos vecinos, así como algunos hermanos de la Cofradía de San Isidro, que portaban las varas con las insignias del santo labriego. El sacerdote natural de la vecina localidad de Remondo y amigo de la familia, Juan Carlos García, fue el encargado de oficiar la misa funeral, junto al también sacerdote villaverdino José González Caballero, que estos días pasa sus vacaciones en el pueblo, y a otro que desarrolla labores pastorales en el Arciprestazgo de Cuéllar. Tras la ceremonia, los restos fueron inhumados en el panteón familiar.

Fotos

Vídeos