Las Diputaciones reclaman reconocimiento y financiación de sus competencias

Francisco Vázquez lee las conclusiones en presencia de Francisco Reyes (izquierda) y Ramón Camp. /De Torre
Francisco Vázquez lee las conclusiones en presencia de Francisco Reyes (izquierda) y Ramón Camp. / De Torre

El próximo congreso se celebrará en Granada

EL NORTESegovia

La III Conferencia de Presidentes de Gobiernos Provinciales ha concluido hoy en Segovia con la petición de una reforma legislativa que flexibilice los parámetros fiscales, recupere la financiación para los Planes Provinciales de Cooperación y defina correctamente sus competencias.

El presidente de la institución provincial segoviana, Francisco Vázquez, ha sido el encargado de leer la declaración en la que se recogen dichas peticiones y lo ha hecho acompañado por acompañado el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, y el director de la Fundación Democracia y Gobierno Local, Ramón Camp.

Los presidentes de las diputaciones, que tal y como han anunciado celebrarán su próximo encuentro en Granada, han pedido que se definan sus competencias y que se financien aquellas que ejercen delegadas por administraciones superiores.

Entre las funciones para las que reclaman reconocimiento y financiación destacan la coordinación de los servicios municipales o la prestación de servicios impropios pero que asumen por la cercanía y el conocimiento real de los problemas ciudadanos.

La declaración recoge que la provincia es el ámbito territorial «idóneo» para ejercer competencias autonómicas, por lo que también han solicitado que dichas funciones se deleguen a Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares, eso sí, acompañadas de una reforma del sistema de financiación local para incrementar los ingresos de forma que sean acordes a los gastos, informa Efe.

La cooperación económica es, tal y como han apuntado a través de esta declaración, «necesaria» para articular las obras y servicios en los pequeños municipios que tienen «necesidades crecientes» y «recursos escasos» y que, además, se enfrentan a amenazas como el envejecimiento y la despoblación. Por último, han pedido que se «flexibilicen» los parámetros fiscales y han insistido en la «positiva» contribución de la Administración Local a la reducción de los niveles de deuda y del déficit público.

Según lo más de 20 gobiernos intermedios que han participado, se debería de incorporar el remanente de tesorería positivo sin que afecte a la determinación del déficit o superávit en términos de estabilidad presupuestaria y eliminar el cumplimiento de la regla de gasto para aquellas entidades que hayan liquidado tres ejercicios consecutivos con superávit.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos