La Diputación destina la mitad de su presupuesto a la prestación de servicios sociales

Interior de una de las instalaciones del Centro de Servicios Sociales La Fuencisla, dependiente de la Diputación. /A. de Torre
Interior de una de las instalaciones del Centro de Servicios Sociales La Fuencisla, dependiente de la Diputación. / A. de Torre

El área emplea a 415 profesionales, el 61,7% de la plantilla de la institución

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Al igual que hiciera el año pasado, la Diputación de Segovia destinará en 2018 casi la mitad de su presupuesto a atender los servicios sociales que presta: 23,2 millones de euros, frente a los 22,7 del último ejercicio, que servirán para dar cobertura a más de 20.000 usuarios repartidos por toda la provincia, beneficiarios de prestaciones y programas, según anunció ayer el presidente de la institución provincial, Francisco Vázquez, que dio a conocer los proyectos que maneja el área junto al diputado responsable, Miguel Ángel de Vicente.

«Asuntos Sociales es especialmente sensible. La atención a los que más lo necesitan es una de nuestras razones de ser. Por ello, buena parte del presupuesto, casi la mitad, va destinada a un área que debemos cuidar», señaló Vázquez. De esos 23,2 millones de euros, 15,3 corresponden a los cuatro centros residenciales que gestiona la Diputación (CSS La Fuencisla, CSS El Sotillo, Residencia La Alameda y Centro Juan Pablo II y Nuevo Hogar). «Estos centros prestan una atención integral y multidisciplinar a personas con diferentes tipos de necesidades y apoyos», señaló Vázquez durante su comparecencia. Además, otros 7,8 millones de euros redundan en los llamados servicios sociales básicos, apartado que agrupa servicios como la ayuda a domicilio, la teleasistencia, los programas de ocio preventivo o las aulas de manualidades, entre otros muchos. «Este año hemos incrementado la partida para los centros residenciales, que el año pasado contaron con 14,1 millones de euros y en 2018 tendrán algo más de 15,3 millones», puntualizó el presidente provincial.

Esta mayor dotación presupuestaria también redundará en beneficio del empleo, que crecerá. «La empleabilidad en esta área supone el 61,7% del total de la institución, pues los servicios sociales disponen de 415 profesionales de empleo directo, a los que habría que sumar los 542 profesionales de empleo indirecto que la prestación de nuestros servicios sociales requiere. De ese porcentaje, un 48,42% son trabajadores de los centros residenciales, donde la Diputación hace cada año un esfuerzo presupuestario muy especial para garantizar la atención de las casi 400 personas que viven en ellos. Con ello superamos con creces las exigencias de dotación de profesionales previstas en el decreto 14/2017 de autorización y funcionamiento de los centros de carácter social para la atención a personas mayores en Castilla y León».

Actualmente, los centros residenciales que gestiona la Diputación cuentan con 375 plazas. El Centro de Servicios Sociales La Fuencisla, en la finca de Quitapesares, dispone de 194 (56 en la Unidad de Rehabilitación, 67 en la Residencia Asistida y 71 en Psicogeriatría); el CAMP El Sotillo (La Lastrilla) tiene 72 plazas; la Residencia La Alameda (Nava de la Asunción), 67: y el Centro Juan Pablo II y Nuevo Hogar (Segovia), 42, de las cuales 30 pertenece a la Residencia y 12 al Centro de Día.

Por otra parte, la Diputación ha puesto especial interés en perfeccionar su sistema de gestión y atención a la dependencia. Los Centros de Acción Social (CEAS) son los encargados de recopilar la información, emitir las valoraciones de dependencia y realizar el dictamen, la consulta y el establecimiento de los programas individuales de atención, en los cuales se determinan las modalidades de intervención más adecuadas. Servicios como la ayuda a domicilio, la teleasistencia o la gestión de los centros residenciales son pilares básicos del sistema de dependencia. «No es casualidad que en nuestra provincia se haya conseguido prácticamente prestar una atención plena a las personas dependientes en los grados I, II y III», añadió Vázquez. En Segovia (excluida la capital), han solicitado ayudas a la dependencia 6.086 personas, de las cuales 4.662 (el 76%) tienen derecho a algún tipo de prestación. De las personas con derecho a prestaciones, el 98,71% las está recibiendo ya (la media nacional es del 75,48%).

Ayuda a domicilio

La atención a las personas dependientes se presta directamente a través de servicios, tal y como establece la Ley de Dependencia. Estos servicios, en la provincia de Segovia (excluida la capital), suponen el 78,87% del total de las prestaciones, un porcentaje muy similar al que arroja la media regional, pero muy superior al que se desprende de la media nacional, que se sitúa en torno al 67,18%. De las 4.662 personas dependientes con derecho a prestación, 4.602 tienen identificadas y reconocidas 6.064 prestaciones, pues una persona puede estar recibiendo varias prestaciones.

En cuanto al tipo de servicios elegidos por las personas dependientes en la provincia de Segovia, el servicio de ayuda a domicilio es uno de los más demandados (el 24,8% lo pide), por encima, incluso, de la prestación económica de cuidados en el entorno familiar (21,3%).

«Somos una institución social porque la atención a los más débiles, a los que más lo necesitan, está en el origen de las diputaciones provinciales. Es su razón de ser», subrayó Francisco Vázquez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos