Diana Navarro presenta en el Juan Bravo ‘Resiliencia’, su disco más arriesgado

La cantante Diana Navarro, en una imagen promocional./El Norte
La cantante Diana Navarro, en una imagen promocional. / El Norte

Sin olvidar sus raíces, la artista malagueña, que actúa este jueves por la noche en el remodelado teatro, apuesta por un pop de acentos electrónicos

A. V.Segovia

La voz de Diana Navarro y su simpatía están de moda. Después de pasar años algo convulsos en el terreno personal, la artista malagueña se encuentra probablemente en una de las mejores etapas de su carrera, después de que su participación en el programa televisivo ‘Tu cara me suena’, en el que comparte fatigas con la segoviana Lucía Jiménez, le haya devuelto la sonrisa y le esté brindando el cariño de un público que cada viernes se sienta expectante ante el televisor para aplaudir el arte de una de las favoritas del concurso. Además, la cantante, tras tres años de silencio en el estudio, presentó en 2016 ‘Resiliencia’, el disco que este jueves le trae hasta el teatro Juan Bravo.

Diana Navarro ha explicado en varias entrevistas, desde que ‘Resiliencia’ vio la luz, que se trata de su trabajo más arriesgado. No en vano, la cantante mezcla sus sonidos más tradicionales, que abarcan las raíces de la copla, el flamenco, la saeta, la zarzuela o la lírica, señas de identidad de sus anteriores discos, con un sonido electrónico aportado por Bori Alarcón en la producción, que consigue que temas como ‘Yo me voy a querer’, ‘El perdón’, ‘Ni siquiera nos quedó París’ o ‘Desnuda vengo aquí’ suenen más actuales y menos dramáticos; abiertos a un final feliz que la malagueña buscaba desde hace tiempo y cuya luz le costó esfuerzo personal encontrar.

Desde 2005

Todas estas canciones formarán parte de su repertorio en Segovia, además de otras muchas de las cuales la han convertido a lo largo de más de un decenio –su primer disco, ‘No te olvides de mí’, fue publicado en 2005– en una de las voces contemporáneas que, sin perder vanguardia, más se han acercado a épocas anteriores de la canción española; una de esas pocas capaces de mantener el equilibrio entre el pop y un sonido que también bebe del sur o de la tradición.

‘Resiliencia’, que según la RAE es la «capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos», ha sido para Diana Navarro la certeza de hacer frente y deshacerse de un sentimiento de culpa y de falta de amor propio, que desde hace un año ha comenzado a devolverle las sensaciones más bonitas sobre el escenario.

La artista malagueña escribía hace unos días en sus redes sociales que tenía ganas de ver al público del Juan Bravo. Y los espectadores segovianos tienen ganas de escuchar el potencial de su garganta y su alma, en un escenario que ya ha demostrado en sobradas ocasiones gozar de la acústica perfecta para que una voz como la de Diana Navarro se cuele hasta dentro y provoque, como dice el título de una de sus últimas canciones, ‘La revolución del amor sincero’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos