Dos detenidos en Segovia en la macroperación europea por carne de caballo

Agentes de la Europol y de la Guardia Civil depositan y registran documentación de la operación 'Gazel'.
Agentes de la Europol y de la Guardia Civil depositan y registran documentación de la operación 'Gazel'. / Guarida Civil

La Guardia Civil ha investigado dos explotaciones ganaderas en Escalona del Prado y Navas de San Antonio y un matadero

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La macroperación europea desarrollada contra la comercialización de carne de caballo no apta para el consumo humano también posee su ramificación segoviana. En concreto, la Guardia Civil, que ha participado en el desmantelamiento está amplia trama continental a través del su Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), ha detenido en la provincia a dos personas. Asimismo, fuentes del Instituto Armado confirman la existencia de otros siete imputados.

Todos están relacionados con la actividad desarrollada en dos explotaciones ganaderas, una situada en Navas de San Antonio y otra en el término de Escalona del Prado, así como con un matadero que opera en la provincia. La apertura del secreto de sumario instruido por un juzgado de Ponferrada ha permitido conocer algunos datos más detallados de esta gran operación llevada a cabo en numerosos países europeos.

Según han especificado representantes de la Guardia Civil, los presuntos implicados en la red capturados en Segovia ya están el libertad con cargos. Se les imputa un posible delito de falsedad documental y otro de salud pública. Esas mismas fuentes precisan que la carne de caballo objeto de la investigación policial y judicial por su supuesta comercialización ilegal no es que sea nociva, pero sí ocurre que su producción y distribución «no ha seguido los cauces reglamentarios».

El modo de operar que tenían los investigados consistía en la falsificación de documentos públicos. Así, podían cambiar los 'papeles' de lo caballos haciendo pasar por muerto a uno que no lo estaba o incluso usaban chips propios de perros y alteraban la cartilla sanitaria, esbozan fuentes del Cuerpo Armado.

Como consecuencia de la intervención de la Guardia Civil, en colaboración con la Europol, en España han sido detenidas 65 personas por supuestos delitos de maltrato animal, falsedad documental, prevaricación, contra la salud pública, blanqueo de capital y organización criminal, alcanzando a siete comunidades autónomas.

Hamburguesas de vacuno en Irlanda

El origen de la operación se sitúa en 2013. Aquel año fueron detectadas en Irlanda hamburguesas de vacuno que contenían carne de caballo. Las pesquisas empezaron a andar para determinar el origen, relatan la comunicación oficial de la Benemérita. Por esta investigación se vieron afectadas empresas comercializadoras, fabricantes de productos congelados y restaurantes de comida rápida, llegando a la conclusión de que detrás de esta trama podría estar un ciudadano holandés muy conocido en el mundo de la comercialización de carne de caballo, que en aquel momento estaba en paradero desconocido.

Por su parte, el pasado verano se detectaron «indicios atípicos en el sector de la comercialización de la carne de caballo que llamaron la atención tanto de profesionales del sector como de los agentes del Seprona de la Guardia Civil, lo que dio inicio a la operación 'Gazel'», de la que ahora se ha levantado el secreto de sumario.

Agentes de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente de la Guardia Civil iniciaron una investigación que permitió comprobar la existencia de una trama que adquiría caballos en malas condiciones, viejos o, simplemente, bajo la calificación de 'no aptos para consumo' y los sacrificaba en dos mataderos concretos.

Estos animales procedían de Portugal y de varios puntos del norte de España y eran distribuidos de diversas formas, aunque principalmente su carne era manipulada en una planta y desde allí enviada a Bélgica, siendo éste el mayor exportador de carne de caballo de toda la Unión Europea.

Fotos

Vídeos