La despoblación deja 25 pueblos sin desempleados

Parte de una cola de personas a la puerta de la oficina del Ecyl en Segovia capital. /Antonio de Torre
Parte de una cola de personas a la puerta de la oficina del Ecyl en Segovia capital. / Antonio de Torre

Noviembre ha sido desastroso para el empleo en la provincia de Segovia al ser el cuarto mes consecutivo que suma parados, hasta rozar los 7.900

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Es una sencilla regla de tres: A menos vecinos, menos población activa y, por lo tanto, menos empleo. La ecuación no deja de representar la cruda paradoja de no tener paro. Son pueblos que carecen de la problemática prioritaria a la que han de hacer frente los gobiernos e instituciones porque tampoco hay trabajadores ni trabajo. Son poblaciones demasiado ancianas como para estar todavía en el tajo. En la provincia, a finales del pasado mes de octubre había en la provincia segoviana 25 municipios con el cero en el casillero de ciudadanos en busca de un contrato.

Todo un ‘logro’ del fenómeno ingente de la despoblación que sufre el territorio provincial y regional, sobre todo determinados entornos rurales. En Segovia, el nordeste o la campiña son las zonas más castigadas por la sangría de los padrones.

El desempleo entre los mayores de 45 años se ha triplicado

Si se atiende a las edades de la población en búsqueda de un contrato, una de las razones que justifican que el paro se haya duplicado en los últimos diez años se encuentra en la falta de oportunidades para los jóvenes de menos de 25 años y en el segmento de parados que ya han cumplido los 45 años y que la vertiginosa evolución del mercado laboral ignora por considerarlos obsoletos. En números contantes y sonantes, en octubre de 2007 había 500 jóvenes dados de alta en las oficinas públicas de colocación. Ahora son 782, lo que representa un incremento del 56,4%. Más acusada y alarmante es la diferencia cuando se trata de demandantes de empleo con más de 45 años en el DNI. A estas alturas del calendario, pero en 2007, había registrados en la provincia 1.179 parados. En la actualidad esa cantidad se ha disparado hasta 3.652 personas. Es decir, casi se ha triplicado. Y si además de acercarse al medio siglo de vida, el carné dice que el demandante de trabajo es mujer, las estadísticas ministeriales evidencian que la búsqueda de un empleo se hace más ardua. En Segovia, a finales del pasado mes de octubre había 2.020 mujeres mayores de 45 años apuntadas a las oficinas públicas de empleo por 1.632 hombres.

Ese paro nulo no es, desde luego, un triunfo de las políticas de empleo y desarrollo económico en las áreas periféricas y aisladas, sino la derrota de la gestión sociodemográfica. Para muestra, otro botón que dice mucho de cómo evoluciona el mercado laboral al margen de buena parte de los habitantes y necesidades del medio rural. Se trata de la cantidad de municipios de Segovia que en los últimos diez años, los principales del azote de una crisis inmisericorde y generalizada, han visto cómo su censo de parados aumentaba irremediablemente al terrible ritmo de los despidos y cierres de empresas y negocios.

Entre octubre de 2007 hasta noviembre del ejercicio que está a punto de expirar han perdido trabajadores 150 localidades de las 209 que componen el mapa sociopolítico de la provincia. Es decir, el 72% de los términos municipales tienen en la actualidad más parados que diez años atrás. Y los pocos pueblos que podrían sacar pecho por haber dejado por el camino parte del lastre del desempleo durante dicho periodo, se lo ‘agradecen’ a la salida de población o a un crecimiento vegetativo negativo (es decir, mueren más vecinos que nacen).

Menos de cien habitantes

Es esclarecedor que de esos 34 municipios que han visto descender el paro desde 2007, solo tres superan los cien habitantes empadronados (Rapariegos, Montejo de la Vega de la Serrezuela y Urueñas). En el resto, nueve no llegan al medio centenar de vecinos.

De más a menos

3.067
parados en la capital segoviana a finales de octubre.
562
ciudadanos en paro en El Espinar, según el Ministerio.
486
.
282
.
Sin paro.
.

Los últimos datos del paro en la provincia, publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a principios de esta semana, han sembrado una honda preocupación. Los indicadores tan negativos inquietan a sindicatos y a la patronal. Noviembre echó el cierre con un total de 335 parados más que en octubre, lo que en términos relativos representa uno de los mayores incrementos en el cómputo nacional, con un 4,45%. Es la destrucción de empleo más fuerte de los últimos años para un penúltimo mes de ejercicio, apunta la Federación Empresarial Segovia (Fes).

Ya no es consuelo

La organización que preside Andrés Ortega llama la atención de que, a pesar del encadenamiento de meses negativos, la variación interanual se sostiene y arroja un descenso del paro del 10%, lo que equivale a decir que en el último año 877 ciudadanos se han dado de baja de las oficinas públicas de colocación. Sin embargo, la organización advierte de que la provincia «va perdiendo posiciones después de los cuatro meses consecutivos de malas cifras».

Este mismo año, en las mediciones periódica que lleva a cabo el Ministerio, la caída interanual superaba incluso el 14%, como ocurrió en marzo. La estadística se ha afeado y estropeado en cuatro meses. Por delante de Segovia, ahora lideran la caída del paro una decena de provincias: Teruel; Zaragoza, Huesca; Ciudad Real; Cuenca, Guadalajara; Toledo; Orense, y las vecinas de comunidad, Burgos y Ávila.

Así pues, noviembre ha sido un mes malo, peor de lo que viene acostumbrando. Ni siquiera la creación de casi 900 empleos en los últimos doce meses sirve de consuelo o de alivio. La patronal provincial reitera que este cuarto aumento consecutivo es «una muy mala noticia». Esta vez no valen paños calientes. «En esta ocasión los datos son contundentes», lamenta la federación en su análisis. Diciembre ha empezado a deshojar el calendario con un total de 7.870 personas en Segovia apuntadas a las oficinas de empleo.

Diez años atrás, antes de que la crisis empezara a causar estragos, la cantidad de personas desocupadas era de 3.985. Es decir, el paro se ha duplicado en este tiempo.

Si se suman las subidas de desempleo de agosto, septiembre, octubre y noviembre, la cantidad de segovianos parados se ha disparado en 692 personas.

Estacionales y temporales

Pero el grave problema del desempleo no es solo de cantidad de trabajo que se genera, sino de calidad. Así lo critican las centrales sindicales tras conocer los resultados decepcionantes de noviembre. También comparte esta recriminación el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Segovia, José Luis Aceves, para quien la contratación está estigmatizada por «la estacionalidad y la temporalidad» que priman actualmente a la hora de acceder al mercado laboral. El también procurador regional reitera la petición de un pacto de rentas que permita subir los salarios.

Las estadísticas del Servicio de Empleo le dan en buena parte la razón al responsable provincial de los socialistas. En noviembre, la contratación indefinida cayó algo más del 41% (338 colocaciones fijas menos que en octubre). Si el espejo de la comparación se enfoca un año atrás, los contratos indefinidos han subido en Segovia por encima del 20%, según cifras del Ministerio.

Descenso de cotizantes

Los números de noviembre son demoledores, porque esta vez también ponen de relieve un descenso de la afiliación a la Seguridad Social. Otrora consuelo, ahora se convierte en un nuevo elemento de zozobra porque repercute en las pensiones y prestaciones.

La cifra de cotizantes disminuyó en un 4,20%, la mayor caída de Castilla y León y, en términos relativos, una de las mayores registradas en el territorio nacional. Se dieron de baja 2.648 trabajadores en la provincia. Además, se dala paradoja de que, si se amplia la comparación al último año, Segovia es la provincia de la comunidad donde más ha crecido la afiliación a la Seguridad Social, con 1.783 cotizantes más que en noviembre de 2016, lo que representa un incremento ligeramente superior al 3% hasta situar esta bolsa en 60.389 ciudadanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos