Desalojan por un fuego el emblemático edificio de San Rafael donde vivió Rafael Alberti

Un bombero trabaja en la extinción del fuego en la cubierta, que ha quedado totalmente destrozada. /Pedro L. Merino
Un bombero trabaja en la extinción del fuego en la cubierta, que ha quedado totalmente destrozada. / Pedro L. Merino

Ocho personas, una de ellas con minusvalía, han sido evacuadas

PEDRO L. MERINO

Ocho personas, una de ellas con minusvalía, han sido desalojadas de madrugada al arder un edificio de principios del siglo XX que alberga media docena de viviendas en la calle del Apeadero de San Rafael. Sobre las cinco de la mdrugada, en el puesto de la Guardia Civil, muy cercano al inmueble, se recibía el aviso del incendio. Han sido los propios vecinos quienes, tras salir por su propio pie, han dado la voz de alerta, según explica Concepción Rubio, teniente de alcalde de San Rafael, núcleo perteneciente a El Espinar. Hasta el lugar se desplazaron varios agentes de la Guardia Civil y antes de las 5:30 horas acudieron las primeras dotaciones de bomberos de Segovia, que contaron con el apoyo de un camión cisterna de Iberpistas. El incendio se originó en una de las viviendas superiores, que cuenta con tejado de madera. Las causas están siendo investigadas. Al ser toda la cubierta de madera, las llamas se propagaron por toda la vivienda con la que compartía pared en la zona alta, quedando el tejado destrozado. Los daños materiales han sido cuantiosos, señala Rubio, aunque afortunadamente no hay que lamentar desgracias personales

Se da la circunstancia de que el edificio fue hace años un hotel idóneo para el veraneo huyendo del calor de la capital. En él se alojó el poeta malagueño Rafael Alberti durante su estancia en San Rafael para recuperarse de una afección pulmonar. El escritor de la Generación del 27 encontró en la localidad segoviana un rincón inspirador de su obra. Alberti, que llegó al núcleo espinariego por motivos de salud, con una dolencia en su pulmón derecho, escribió en este lugar su obra 'Marinero en tierra', por la que obtuvo el Premio Nacional de Literatura 1924-1925, además de otros trabajos, como 'Los tontos', 'El hombre deshabitado' o 'Sermones y moradas'.

Fotos

Vídeos