Los «derechos robados» a los empleados públicos motivan la movilización de UGT y CC OO

Grupo de sindicalistas concentrados ante la Subdelegación del Gobierno. /Óscar Costa
Grupo de sindicalistas concentrados ante la Subdelegación del Gobierno. / Óscar Costa

Los sindicatos mayoritarios no pararán las protestas hasta recuperar el empleo y el poder adquisitivo

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Alrededor de medio centenar de delegados y afiliados de los sindicatos UGT y Comisiones Obreras de Segovia, representantes del sector público, iniciaron este viernes a mediodía las concentraciones ante la sede de la Subdelegación del Gobierno en la provincia para exigir los derechos laborales que «nos fueron robados a los funcionarios con la excusa de la crisis», según declaró José Andrés Orejana, secretario provincial de Organización de CC OO, quien subrayó que los recortes y la pérdida de poder adquisitivo «afectan a los empleados de todas las administraciones públicas, a los de la Administración General del Estado, de la autonómica y de las locales, y no pararemos hasta recuperarlos».

Las movilizaciones, desarrolladas antes las sedes gubernativas de las nueve provincias de la comunidad de Castilla yLeón, tienen también como objetivo exigir la vuelta a la jornada semanal de 35 horas en el sector público, vigente antes de que fuera modificada por el Ejecutivo. La concentración comenzó a las 12:00, aunque algunos participantes se sumaron algo más tarde para situarse en la escalinata detrás de la pancarta que tenía como leyenda la frase «¡Ahora! Salarios, empleo público y derechos!».

Orejana explicó que «no vamos a parar las movilizaciones reclamando recuperar la pérdida de poder adquisitivo, el empleo, porque se ha jubilado gente y no se han cubierto las plazas, y recuperar los derechos». El sindicalista de CC OO explicó que «en dinero los empleados públicos hemos perdido más del 8%, pero también nos quitaron todos los beneficios de acción social, nos han robado los días libres que teníamos conseguidos y nos quitaron las 35 horas semanales que teníamos en la Junta de Castilla y León y demás sitios, y vamos a seguir luchando hasta que lo consigamos todo».

Manifestación el 14 de diciembre

Son reivindicaciones extensivas a todas las administraciones y la campaña de protestas culminará en Madrid el 14 de diciembre con una gran manifestación para, añadió Orejana, «pedir lo que teníamos y estar como estábamos antes de la crisis». Según dijo, la Administración y los rectores económicos reconocen que «va bien la economía, y nosotros no queremos seguir siendo los paganos».

Como en el resto de las provincias, los sindicatos cifran en un 20% la estimación de puestos de trabajo que se han perdido en el sector público en estos años. «Lo que pasa es que las plazas las amortizan, y lo que queremos es que las saquen y que el empleo público sea el mismo que en 2010, porque todo lo que sea privatización supone empeorar los servicios públicos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos