Los delitos contra la libertad sexual se disparan un 163% en Segovia

Operación contra la trata de mujeres realizada en la provincia de Segovia el pasado octubre. /El Norte
Operación contra la trata de mujeres realizada en la provincia de Segovia el pasado octubre. / El Norte
Segovia

La tendencia al alza de este tipo de criminalidad contrasta con descensos en hurtos o en robos con fuerza en domicilios

QUIQUE YUSTESegovia

Son solo estadísticas, pero los datos de seguridad en la provincia de Segovia reflejan un positivo descenso del 6% en la criminalidad durante los primeros nueve meses del año. Un registro favorable que confirma la tendencia de los últimos años, con una disminución de la criminalidad tanto en la capital como en los pueblos de la provincia que, sin embargo, es cogida con pinzas tanto por las administraciones como por los responsables de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

«Afortunadamente la tasa va bajando pero detrás de los números hay personas que han sufrido un delito», expone la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, consciente de que en una provincia como Segovia las variaciones porcentuales son más sensibles debido a los pocos casos que se producen en comparación con otras grandes ciudades.

Ejemplos de esta circunstancia hay varios en el último balance estadístico publicado por el Ministerio del Interior –correspondiente a los primeros nueve meses de 2017–, en el que Segovia registra 3.126 posibles infracciones penales, un 6,2% menos que durante el mismo periodo de 2016, cuando se contabilizaron 3.331 (el año terminó con más de 4.400). Se trata de hechos conocidos por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que posteriormente son investigados para que los juzgados determinen si existe o no delito.

Durante los tres primeros trimestres de 2017 hay descensos en las infracciones penales más frecuentes. Los hurtos, con 681 posibles casos, disminuyen en un 4,1% con respecto al mismo periodo de 2016 (710), un porcentaje de bajada que es del 34,4% en los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, apartado en el que se pasa de 369 casos a 242. También se produce una disminución en torno al 37% en los robos con violencia e intimidación (pasan de 22 a 14) y en las sustracciones de vehículos (32 en 2016 por 20 en los primeros nueve meses de 2017).

Un homicidio este año

Por el contrario, el balance refleja aumentos porcentuales importantes en algunas de las infracciones más graves. Por ejemplo, hasta octubre se ha registrado en la provincia un posible caso de homicidio o asesinato, delito del que no se tuvo constancia en el año anterior, por lo que el aumento, anecdótico a nivel porcentual, es del 100%.

Algo más contundente es el aumento del 163% en los hechos conocidos sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual que ha sufrido Segovia durante los primeros nueve meses del año. Si en 2016 este tipo de infracciones eran 11, en 2017 ascienden hasta 29, una cifra que Pilar Sanz tiene en cuenta pero que no hace saltar las alarmas en la Subdelegación del Gobierno. «Ese aumento del 163% salta mucho, pero el paso de 11 a 29 tampoco es una cantidad que sea excesiva», señala la subdelegada.

En este sentido, Sanz matiza e incide que el balance publicado por el Ministerio del Interior recoge denuncias que luego se investigan pero que pueden archivarse, poniendo como ejemplo el caso de la mujer norteamericana que el pasado abril denunció en Segovia a cinco jóvenes de la provincia por un presunto delito de agresión sexual. El juzgado posteriormente no vio indicios de delito y archivó el caso –aunque está recurrido por la denunciante–, quedando la denuncia registrada y, por consiguiente, figurando en el balance.

Más en la provincia

Los datos publicados por Interior también reflejan que casi dos terceras partes de los hechos conocidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ocurren en la provincia. De los 3.126 casos registrados hasta octubre, un 36,6% se han producido en Segovia capital, donde las posibles infracciones siguen la misma tendencia que en el medio rural.

Así, la ciudad ha experimentado un descenso del 2% en este sentido, siendo los hurtos (355) la infracción más corriente, seguida por los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones. En cuanto a los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, la capital registró 12 de los 28 casos en la provincia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos