La decana de los organistas

Montserrat Torrent, instantes antes de su actuación en la Catedral de Segovia. /Antonio Tanarro
Montserrat Torrent, instantes antes de su actuación en la Catedral de Segovia. / Antonio Tanarro

Montserrat Torrent, activa a los 91 años, abre la Semana de Cámara del Festival de Segovia

EL NORTE Segovia

Montserrat Torrent (Barcelona, 1926) es prácticamente la leyenda universal del órgano, la más veterana de los concertistas de órgano que siguen en activo, con toda una vida dedicada a la música. Y ayer estuvo en el Festival de Segovia para inaugurar una de las Semanas de Cámara más longevas del país, que ya llega a 48 ediciones y que fue el inicio del actual Festival de Segovia, al que avala y otorga una solidez inconfundible. Fue un concierto muy especial, en el que interpretaron piezas de compositores europeos anteriores y posteriores a Francisco Correa de Arauxo: A. de Cabezón, F. Correa de Arauxo. G. Frescobaldi, P. de Araujo, J. Sweelink y M. Marais.

Especialista en el Barroco y el Romanticismo, Torrent comenzó su formación de piano con su madre, Ángela Serra, quien fue alumna de Enrique Granados. Más tarde entró en la Escuela Marshall, donde compartió clases con las pianistas Rosa Sabater y Alicia de Larrocha y, tras continuar Conservatorio Superior Municipal de Música de Barcelona, amplió sus estudios en París y Siena. A lo largo de su trayectoria profesional ha recibido multitud de distinciones que reconocen toda su labor y su trabajo, como el Premio Nacional de Música en 1996, la Medalla del Real Conservatorio de Música de Madrid o la distinción Doctora Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Barcelona.

A sus 91 años, ya no oye, pero ha alcanzado la «simbiosis absoluta» con el órgano, como ha contado en alguna ocasión y eso no le impide «proyectar al público lo que lleva dentro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos