El cura de Santiuste rectifica y mantiene la fiesta del Carmen en domingo

La imagen de la Virgen con la iglesia al fonso. / F. de la Calle

Tras hablar con el alcalde y los vecinos, que acudieron masivamente a la reunión, el párroco ha decidido no adelantar la celebración, muy arraigada en el pueblo

FERNANDO DE LA CALLESantiuste de San Juan

La polémica suscitada en Santiuste de San Juan Bautista por la decisión del sacerdote, Casimiro Lamparski, de adelantar el día de la celebración religiosa de la Virgen del Carmen del 16 al 15 de julio parece que ha quedado zanjada tras la reunión mantenida por el equipo de gobierno del Ayuntamiento, el propio sacerdote y los numerosos vecinos que en la noche del miércoles abarrotaron el salón de actos del Consistorio como pocas veces se recuerda en Santiuste. De hecho, muchos se quedaron en la calle al no poder acceder a las instalaciones municipales.

Más información

Tras un debate no exento de momentos de tensión, en el que el párroco insistía en hacer prevalecer la liturgia del domingo frente a la de la festividad de la patrona, finalmente el religioso llegó a un acuerdo con los vecinos y el alcalde, Juan Martín, para mantener la festividad religiosa el día 16 de julio, como es tradición en el pueblo e independientemente de que este año caiga en domingo. «El cura expuso sus argumentos y la gente le iba diciendo cosas. Al principio no cambiaba de opinión, pero luego accedió. Me tocó hacer de moderador y decirle que yo le he estado apoyando en muchas cosas, he asistido a todas las misas que tengo que asistir como alcalde y me he comportado con él muy bien. Así que conmigo es con quien se tiene que portar bien ahora… Y poco a poco, accedió», explica el alcalde. Martín considera que el problema se ha generado «sin necesidad», y responsabiliza de ello al sacerdote, «porque como es cura de Nava también, se conoce que nosotros somos prácticamente de segundo grado y la Iglesia no tiene pueblos de primera y de segunda».

En la reunión, señala el alcalde, «los vecinos le expusieron al sacerdote numerosos puntos de vista, pero con respeto, porque no entendían que este señor llegara de nuevas a cambiar una tradición de toda la vida y lo hiciera sin consultar, por una decisión personal de esto es así y punto».

Advertencia

Antes de tomar la decisión final, los vecinos llegaron a advertir al párroco de que de seguir en sus trece, se vería la tarde del sábado 15 «solo en la iglesia, y además iba a ser una forma de tener a partir de ahora a todo el pueblo en contra suya. Pero al final, se arregló, se dieron la mano y bien», comenta Juan Martín, quien destaca la devoción de sus vecinos. «La Virgen del Carmen, como la patrona de todos los pueblos, tiene mucho agarre, mucha tradición. Santiuste es un pueblo que en invierno puede tener 650 habitantes y que el día del Carmen se multiplica por cuatro. Todo el mundo quiere poner a sus hijos en las andas y cumplir con la tradición, dando la voluntad y luego meter a la Virgen sorteando los palos».

La fiesta del 16 de julio la organiza tradicionalmente la cofradía local de la Virgen del Carmen, y además de la multitudinaria procesión con la imagen de la patrona, no falta cada año el baile nocturno en la plaza. Aunque no todos los actos de esta fiesta se siguen celebrando, pues son muchos los que echan de menos el refresco que se repartía entre los vecinos y que hasta no hace muchos años pagaba el propio cura.

Fotos

Vídeos