IU cuestiona el coste de 3 millones por el reequilibrio del parking de Padre Claret

Ángel Galindo, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Segovia./El Norte
Ángel Galindo, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Segovia. / El Norte

Ángel Galindo sostiene que la culpa es del equipo socialista por no haber avanzado en la restricción del tráfico en el casco histórico de Segovia

M. A. LÓPEZSegovia

Ángel Galindo, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Segovia, sopesa su voto en el pleno para apoyar a o no la propuesta de la compensación a Isolux-Corsan, adjudicataria del aparcamiento subterráneo de Padre Claret, para restablecer el equlibrio económico y financiero de la concesión, que tiene un coste de tres millones de euros.

Lcompensaciones a la empresa las viene negociando el equipo de gobierno socialista desde hace meses, pues el concejal de Hacienda y portavoz del PSOE, Alfonso Reguera, ya mencionó esta cantidad de 3 millones de euros el pasado mes de enero. Es la suma del coste de las medidas acordadas por el equipo socialista con Isolux-Corsan para evitar la reclamación en los tribunales suponen, que el Ayuntamiento asuma los costes del mantenimiento del entorno del aparcamiento, la calzada y las aceras (la alcaldesa ya ha anunciado la posibilidad de asfaltar el tramo superior de la avenida, desde el cruce con Soldado Español a la rotonda de Bomberos), cuestión que Galindo ha criticado porque «ahora lo vamos a pagar todos los segovianos con dinero del Ayuntamiento y va a suponer un gasto grande».

Además, el acuerdo implica suprimir el canon anual que paga la empresa al Ayuntamiento, de 60.000 euros al año, «una cifra importante», ha comentado Galindo, si se compara con los 30.000 euros que va a pagar Carrefur por poner su nombre en la Casa de la Lectura. También se amplía en tres años y medio la duración del contrato de concesión, que ahora tiene establecido el final en el 2040.

Responsabilidad

El portavoz de IU ha comentado que la responsabilidad de esta compensación a la concesionaria es del equipo socialista, pues en el contrato se contempla el restablecimiento del equilibrio económico y financiero de la concesión, con unos límites mínimos y máximos para el periodo 2009-2015, «en caso de que no se tomaran medidas para restringir el tráfico en el casco histórico». Estos límites son del 7% y el 14%, y el inferior supone que el Ayuntamiento pague a la empresa si no se llega a ese porcentaje, y que el pago sea al contrario si se supera el máximo de esta tasa interna de rentabilidad.

Pero no se ha llegado al límite mínimo. Según ha dicho Galindo, la tasa interna se ha quedado para este periodo en algo más del 5%, pero el Ayuntamiento no habría tenido que pagar si hubiera establecido medidas para ir avanzando en la restricción del tráfico en el casco histórico y mejorar la vida de los residentes.

Fotos

Vídeos