Cuéllar volverá a cortar el agua a los ‘okupas’ de Fuente La Bola

Vivienda de la urbanización Fuente La Bolá. / M. R.

El alcalde dice que se estudia una solución para imposibilitar que realicen conexiones de forma ilegal

MÓNICA RICOSegovia

Hace unas semanas los vecinos de la urbanización Fuente La Bola denunciaban sentirse desamparados y abandonados por parte de las administraciones ante la existencia de varios ‘okupas’ que creaban problemas de seguridad con sus conductas incívicas, además de contar con suministros como agua y electricidad de forma ilegal.

La cuestión llegó la semana pasada hasta el Pleno, de la mano del portavoz del PSOE Carlos Fraile, que pidió al Ayuntamiento que se pusieran en marcha todos los mecanismos necesarios para que se cortara el suministro de agua, una vez que había tenido conocimiento de que la compañía eléctrica iba a hacer lo propio una vez más, señalando que los vecinos se encuentran ante una situación ‘inadmisible’. Asimismo solicitó que hablen con otros Consistorios que han vivido situaciones similares para conocer cómo han abordado este tipo de situaciones.

El alcalde de la villa, Jesús García, recordó que los suministros ya se habían cortado en ocasiones anteriores, pero que la cuestión se encuentran en encontrar una solución para imposibilitar que los vecinos ‘okupas’ vuelvan a enganchar sus viviendas a estos servicios. Así mismo apuntó que ha recibido a los vecinos cuantas veces lo han solicitado y que existe una vigilancia continua de la Policía Local, que ha realizado reiteradas denuncias ante todos los incumplimientos que han detectado.

Atajar el problema

Señaló que en las últimas semanas desde el Ayuntamiento se han mantenido conversaciones con la subdelegada del Gobierno y la comandancia de la Guardia Civil para poder atajar el problema, además de la empresas suministradoras para analizar la posibilidad de que, una vez que se corten la electricidad y el agua, no puedan volver a conectar sus sistemas a los públicos.

Así, destacó que desde el Ayuntamiento se está realizando todo lo posible para que los ‘okupas’ abandonen esas viviendas y los vecinos puedan volver a la normalidad, pero que «las leyes les protegen». Asimismo apuntó que desde el juzgado se les ha informado que en estos momentos no existe ninguna requisitoria de desahucio. A pesar de todo ello anunció que el corte del suministro del agua se realizará en cualquier momento, aunque éste sería más efectivo contando con la posibilidad de algún sistema que les dificulte realizar una nueva conexión.

La situación comenzó hace más de un año, cuando varias familias ocuparon ilegalmente varias casas vacías de esta urbanización, situada en las afueras de la localidad. Tras ellos, conectaron las tomas de las viviendas a los servicios públicos de luz y agua, lo que se puso en conocimiento del Ayuntamiento y las empresas suministradoras, que realizaron el corte pertinente, aunque, según recordaban los vecinos, apenas unas horas después volvieron a realizar la conexión de forma ilegal. A ello se suman problemas de convivencia, conducción temeraria por las calles del barrio e incluso continuas amenazas, por lo que viven con inseguridad. Es por ello por lo que piden que se les dificulte la estancia en las viviendas.

Fotos

Vídeos