Cuéllar, contra la incitación al odio

El alcalde, Jesús García y los ediles Carlos Fraile y Alberto Castaño, tras la pancarta del colevtivo Segoentiende
El alcalde, Jesús García y los ediles Carlos Fraile y Alberto Castaño, tras la pancarta del colevtivo Segoentiende / Foro social

EL NORTE Segovia

«La quema de una bandera, ya sea de un país, de una comunidad, de una región, de una ciudad o de una villa es considerada como un delito de incitación al odio. Y eso mismo es lo que ha sucedido en esta localidad. Al quemar la bandera arcoíris, símbolo de las personas LGTBI, se está mandando un mensaje de odio hacia esas personas». Este es uno de los mensajes del comunicado al que dieron lectura ayer miembros de Segoentiende, la Asociación Gay, Lésbica, Transexual, Bisexual y Heterosexual de Segovia (LGTBH), durante la concentración para protestar por la quema de la bandera arcoíris colocada en el balcón de la Casa Consistorial. Más de un centenar de personas, entre ellas el alcalde, Jesús García, y los ediles Carlos Fraile (PSOE) y Alberto Castaño (IU), secundaron la protesta.

Fotos

Vídeos