Cuatro proyectos de la incubadora de talentos de Honorse verán la luz

Participantes en el programa de emprendimiento. / El Norte

Concluye con éxito en Cuéllar el programa formativo de emprendimiento del grupo de acción local

MÓNICA RICOCuéllar

Cuatro de los proyectos de emprendimiento que se han desarrollado en el programa formativo de emprendimiento Incubadora de Talentos, podrían ser una realidad en breve, pues, tras la conclusión de la iniciativa, la semana pasada, ahora se hallan en un proceso de asesoramiento a través de instituciones provinciales para el desarrollo del plan de empresa, contemplando el alta de autónomos en un medio plazo. Aunque varios de los proyectos sobre los que se ha trabajado ya estaban ideados antes de comenzar la formación, con la participación en este programa experimentaron un avance significativo, tal y como señalaron desde la Asociación Honorse Tierra de Pinares, agrupación que puso en marcha la iniciativa, gracias a la financiación de la Fundación Caja Segovia-Bankia. En el proceso también se ha incrementado la empleabilidad de los participantes, al ampliar éstos su red de contactos y estableciendo foco en su proceso de búsqueda de empleo.

El proyecto también ha permitido identificar posibles emprendedores sociales en los diferentes municipios de la comarca y desarrollar un proceso de formación y asesoramiento con ellos, que ha culminado con la definición de proyectos e iniciativas con impacto positivo en la comunidad.

Además, desde Honorse Tierra de Pinares se ha dejado la puerta abierta a los participantes, con el fin de continuar con su apoyo técnico y, en su caso, apoyo económico. Asimismo se les ha traslado la importancia de sus aportaciones para el diseño de nuevas iniciativas de formación, de apoyo y orientación para el emprendimiento, de forma que éstas se ajusten a las necesidades reales.

Programa

La Incubadora de Talentos de Honorse se puso en marcha hace varias semanas con la idea de identificar a posibles emprendedores y formarles y asesorarles, fomentando así el desarrollo de la empleabilidad y la puesta en marcha de proyectos empresariales que pudieran generar empleo joven, pusieran en valor recursos locales y tuvieran un efecto positivo por su carácter social, cultural o medioambiental.

Así, tras un período de captación de voluntarios, se consiguió formar un grupo de diez jóvenes, el 50% de ellos mujeres, cumpliéndose así con el ratio previsto; y llegados desde distintos municipios de la comarca, como Vallelado, Cuéllar, San Miguel de Bernuy, Fuentepelayo y Sanchonuño. Todos ellos contaban con una gran variedad de propuestas de proyectos, en su mayoría de carácter social.

En el mes de marzo se inició la fase formativa, que se desarrolló durante todos los miércoles del mes hasta el 5 de abril, cuando comenzó la fase de acompañamiento individualizado y mentoría, además de abrirse el período de visitas a espacios de innovación social.

Los jóvenes han participado en la totalidad de las sesiones formativas y han tenido la oportunidad de tener encuentros con diferentes mentores, además de visitar experiencias de emprendimiento social, siendo iniciativas inspiradoras para sus futuros proyectos, según destacaron desde Honorse, en cuya sede tuvo lugar hace unos días el acto de clausura, convertido en un encuentro informal en el que los participantes expresaron su satisfacción por la iniciativa, y en el que contaron con la presencia de un joven emprendedor de la comarca que les dio consejos y ánimos para su nuevo camino.

Fotos

Vídeos