El coste del CAT se elevará a 22 millones cuando concluya la obra, iniciada en 2011

Estado actual del edificio del edificio del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT). Antonio Tanarro/
Estado actual del edificio del edificio del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT). Antonio Tanarro

La portavoz del PP abandona la mesa de trabajo al negarle «la posibilidad de intervenir»

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

José Bayón asegura que no pretende volver a hablar del pasado del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), que comenzó a construirse en mayo de 2011 con un plazo inicial de ejecución de 15 meses. «A partir de aquí vamos a hablar del futuro del CAT», declaró ayer tras la reunión de la mesa de trabajo celebrada en el Ayuntamiento, que según dijo fue la decimoctava desde que se constituyó en 2013 para plantear propuestas en un «proyecto que tenía que continuar». El concejal de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación compareció para exponer «los datos que hemos dado en los plenos, mesas y entrevistas», una información «necesaria» a raíz de las informaciones «falsas del Partido Popular», que a su juicio es «un grupo en continua campaña, sin ninguna propuesta» y que, con «una actitud electoralista reprochable», abandonó ayer la mesa en la que el concejal iba a responder sus preguntas. Mientras, para Bayón lo que ha venido diciendo el PP en las últimas semanas «o no es verdad del todo o es mentira».

El concejal del equipo de gobierno subrayó que hasta ahora el Ayuntamiento ha gastado 8,75 millones de euros en el CAT y tiene previsto invertir otros tres millones para terminar el edificio de emprendedores, pero el gasto total invertido al sumar las aportaciones del Ministerio de Industria con los planes Avanza I y II (de 9,53 millones) es de 18,7 millones. Es decir, cuando se concluya el edificio del Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (CIDE) la inversión total de dinero público será de alrededor de 22 millones de euros.

El estado actual del proyecto del CAT, que ha dejado de ser el del ambicioso Círculo de las Artes y la Tecnología y ahora se centra en el edificio del CIDE (de emprendedores), enfrenta a los grupos políticos municipales. Si la portavoz del PP, Raquel Fernández, abandonó ayer la mesa por la «inaceptable» actitud de Bayón al «negarle la palabra», contra ella se pronunció la portavoz de Ciudadanos, María José García Orejana, pues le reprochó «el circo mediático» y recalcó «el miedo del PP», que «impide investigar CAT y Segovia 21 por igual». Las críticas de García a la portavoz popular fueron duras, pues además de censurar «la falta de liderazgo» de Fernández, manifestó que Ciudadanos «nos hemos visto obligados a coger el timón pasando a ser las siglas que dan solución a los problemas reales y defienden los intereses de todos los segovianos».

Mientras, Centrados en Segovia fue a la reunión de la mesa con su posición de siempre, que según ha manifestado muchas veces el portavoz Cosme Aranguren es que «el CAT no se debería haber empezado y ahora es un lastre». En la reunión estuvo Esther Bermejo, dispuesta a mantener la oposición al proyecto de su grupo porque «todo lo que nos venden a futuro es un acto de fe», y la única posibilidad para apoyarlo vendría de que les presenten «la misma documentación que le dan a Ciudadanos». Para el concejal de Izquierda Unida, Ángel Galindo, la reunión escenificó «un debate con la tensión normal sobre un proyecto en el que hay en juego mucho dinero público». Sin entrar en la polémica entre socialistas y populares, el portavoz de IU manifestó desde su punto de vista «el CAT es el aeropuerto sin aviones para los segovianos», un proyecto propio de «las políticas fracasadas de los años del cemento y el hormigón», «un proyecto del Partido Socialista con el que tienen que apechugar» y que «no tiene un contenido claro final», pero al que hay que buscar salidas.

Dinero público

Bayón trato de cerrar las discusiones de las cuentas del CAT separando las cantidades que ha pagado el Ayuntamiento, hasta ahora 8,75 millones de euros, las que quedan por invertir para terminar el edificio CIDE, 3.041.000 euros (más otros 600.000 de IVA que no habrá que abonar en principio), y las cantidades invertidas por el Ministerio de Industria para pagar el plan maestro de David Chipperfield, urbanizar la parcela, el proyecto del centro de excelencia de TDT, licencias, la formación de pymes, convenios que fueron el embrión del Mercado 3d Wire, etcétera, todo con dedicación finalista «y sin que se pudiera dedicar a otra cosa más que para estos proyectos de contenido digital», suman algo más de 9,35 millones de euros.

Responsabilidades

Es todo dinero público, pero Bayón incidió en que parte es municipal y parte del Ministerio, y por este motivo aceptó «que nos pidan responsabilidades por la parte que nos toca, cada uno responde por una parte de ese dinero público». Lo que no aceptó fueron las críticas del Partido Popular tintadas, en su opinión, de «electoralismo», porque insistió en que los datos que ofrece el equipo de gobierno son los mismos que ya presentó su antecesor, Javier Giráldez, cuando en un pleno mostró la caja que contenía toda la documentación.

Antes del pleno de febrero de 2016 en que ya expuso un resumen de las inversiones, «he explicado 17 veces en intervenciones y en las mesas del CAT» estas cifras, señaló Bayón, y comentó que tiene motivos para rechazar los argumentos y las preguntas del PP porque tienen los mismos números a su disposición. Pero agregó que «el PP va a seguir haciendo campaña con elCAT porque no tiene ninguna idea para esta ciudad», y subrayó que las mesas «son de trabajo, no de cara a la prensa». Además, declaró Bayón que, si bien en las mesas de trabajo hay un cierto acuerdo de confidencialidad sobre los contenidos que se discuten, había decidido hablar en rueda de prensa en este momento porque lo que viene diciendo sobre el CAT el PP en las últimas semanas «o no es verdad del todo o es mentira».

Destacó también el concejal de Desarrollo que todas las cuentas, inversiones y gastos han sido fiscalizados tanto por la intervención del Ayuntamiento como por la del Estado, y manifestó que la de ayer fue «la última vez» que hablaba «de lo que se ha hecho», porque ahora de lo que trata el equipo de gobierno es de terminar el edificio, en el que quedan por ejecutar los citados 3.041.000 euros . En el presupuesto de este año está previsto destinar a las obras 500.000 euros, con la intención de que se reanuden «en octubre o noviembre». Son obras para terminar el interior del CIDE, explicó, porque «por fuera prácticamente está».

Contenido

Reconoció sin embargo Bayón que no había contestado (ayer en la mesa) a las preguntas sobre qué empresas van a venir a instalarse en el CAT y la razón para no hacerlo fue que «las propias empresas han pedido confidencialidad». Pero volvió a manifestar que hay varias empresas y que, en algunos casos, posee las cartas de intenciones.

Desde este punto de vista, también reconoció que el proyecto, orientado desde el principio para diversificar la economía de la ciudad, «se redujo y se vino abajo con la crisis, pero tiene las cuentas claras», consideró que el CAT forma parte del plan estratégico de Segovia que está en fase de elaboración, que es necesario retomar y redimensionar «porque es una oportunidad para Segovia».

El equipo de gobierno, concluyó, «va a resolver esta situación» porque el futuro de Segovia es «diversificar la economía para crear riqueza y generar oportunidades de empleo, y en ese marco se encuadra el edificio CIDE del CAT», para ser un polo de innovación donde se junten las iniciativas públicas y privadas.

Por eso, apostilló, «he pedido a los grupos políticos que nos critiquen que es legítimo, pero que no pongan en cuestión datos que son públicos ni siembren dudas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos