El control de los padres en las redes sociales: ¿Bueno o malo?

Un adolescente se dispone a navegar por Internet. /Fotolia
Un adolescente se dispone a navegar por Internet. / Fotolia

Un equipo del campus de Segovia y de la Universidad CEU San Pablo han realizado una investigación

DICYTSegovia

Un equipo de investigadoras de la Universidad CEU San Pablo y del campus de Segovia de la Universidad de Valladolid (UVA) ha estudiado cómo el tipo de control parental influye en la adquisición de habilidades críticas de niños y jóvenes en Internet. A partir de una encuesta a 765 familias de la Comunidad de Madrid, las investigadoras concluyen que cuanto menos restrictivo es el estilo de control parental de Internet, mayor adquisición de habilidades críticas, independientemente de la edad del menor. Los resultados cuestionan así el papel de las restricciones en el uso del medio interactivo para la formación de ciudadanos críticos.

El estudio se basa en que el entorno familiar se postula como un factor determinante en la alfabetización digital y en la formación de ciudadanos críticos. El objetivo fue, por un lado, determinar cómo el estilo de control parental ejercido por los progenitores y su confianza en el medio permite empoderar a los menores en el uso de Internet.

«La relación entre el empoderamiento de los niños en el uso de Internet y la adquisición de habilidades críticas está fuertemente relacionada puesto que estas últimas son cruciales para desarrollar un uso independiente y responsable del medio», explican las investigadoras. De este modo, se estudiaron tres tipos de variables asociadas al estilo parental que regula el acceso a Internet: unas de carácter personal –la edad de los padres, el nivel de estudios alcanzado, el número de hijos en la unidad familiar, la edad de los hijos, el tipo de hogar y la experiencia de uso de Internet–; actitudinales –la confianza de los progenitores en el medio interactivo y su preocupación por los riesgos que puedan afectar a sus hijos–; y comportamentales –a autorización previa para el acceso a Internet, el control posterior después del uso y la limitación de tiempo conectados a Internet–.

Según los resultados del estudio, las madres tienden a poner más restricciones en los hábitos de sus hijos. Asimismo, los padres que practican un control de Internet de estilo libre y negociador tienen más edad que los de estilo más restrictivo. Sin embargo, ni el nivel de estudios, ni el número de hijos, ni el tipo de hogar arrojaron diferencias significativas.

El nivel académico de los hijos sí fue un aspecto que claramente está relacionado con el estilo de relación parental. «Es interesante ver cómo en las primeras etapas de la formación académica (primaria) hay mayor proporción de padres que adoptan el estilo restrictivo, frente al periodo de formación secundaria y bachillerato en el que hay mayor proporción del estilo negociador y libre», detallan las investigadoras. Por otro lado, la confianza en Internet y la preocupación por sus riesgos no afectaron directamente a la adquisición de habilidades, si bien, tuvieron un papel mediador en los estilos de relación parental.

El trabajo evidencia que el estilo de control parental resulta crucial en el empoderamiento de los menores en la adquisición de habilidades críticas: cuanto menos restrictivo es el estilo de control parental de Internet, mayor adquisición de habilidades críticas.

«Si bien es cierto que a medida que los menores avanzan académicamente adquieren más capacidades que se aplican al entorno interactivo, los resultados del modelo nos llevan a afirmar que los padres pueden convertirse en catalizadores de la experiencia, posibilitando que sus hijos puedan explorar la Red y adoptando un estilo tutelado no restrictivo que permita que el menor pueda navegar libremente por las webs que estén adaptadas a su nivel madurativo», concluyen.

Fotos

Vídeos