La consulta sobre la ordenanza de terrazas lleva recogidas nueve sugerencias

Varias terrazas de hostelería en la Plaza Mayor. /E. N.
Varias terrazas de hostelería en la Plaza Mayor. / E. N.

El periodo para formular alegaciones, que comenzó el 20 de abril, finaliza el próximo sábado

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La consulta pública previa la elaboración del proyecto de la nueva Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública y Otros Espacios Abiertos al Público con Terrazas ha recogido hasta ahora nueve sugerencias de los ciudadanos; el periodo de consulta, de treinta días, finalizará el próximo sábado. Está publicada en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento y entre las alegaciones recogidas hay algunas que son más una queja o un comentario que una aportación a incluir en la norma. Entre las propuestas destacan las que plantean considerar una limitación del número de plazas por terraza o aumentar las restricciones horarias.

Hasta ahora son nueve y una de las últimas registradas incide en que Segovia es Patrimonio de la Humanidad y en que «terrazas son estupendas para los que están de ocio, pero una molestia muchas veces para los ciudadanos y una pesadilla para los vecinos que las tienen cerca o debajo de sus casas», por lo que quien la formula cree que debería haber un equilibrio.

Varias sugerencias reclaman control para que no excedan los límites y los horarios

Como en esta misma alegación, hay otras que piden establecer un número razonable de mesas acorde con el espacio, que se considere un índice corrector que limite el número de plazas, para que sean las mínimas en calles y travesías y más en plazas o plazuelas, así como un mayor control para que no se excedan los límites ni los horarios establecidos, cuestión esta a la que se refieren la mayoría con el fin de «asegurar el correcto descanso» de los ciudadanos.

Varias sugerencias se refieren a que se vigile la limpieza de los espacios de las terrazas, incluso con la colocación de alfombra o moqueta, y otras a la «contaminación acústica» por ruidos, voces o música, e incluso la «olfativa», por las molestias del humo del tabaco. La más extensa propone que la ordenanza «limite y sancione la permisividad en el consumo de productos adquiridos en el local en bancos, escaleras, ventanas y otros lugares no marcados ni autorizados como terraza».

Los ciudadanos piden vigilar la limpieza y la «contaminación acústica» por ruidos

La retirada del mobiliario está presente en varias sugerencias. Una de ellas destaca que «no es correcto que la Plaza Mayor de una ciudad considerada Patrimonio de la Humanidad sea utilizada por un reducido número de hosteleros como un guardamuebles», y propone que cuando se desmonten las terrazas deberían quedar despejados los soportales para no dar una «imagen fea y de dejadez».

Un par de sugerencias inciden en la aplicación de las normas, pues señalan que muchos aspectos de la ordenanza vigente no se cumplen ni siquiera con denuncias a la Policía Local, y se pronuncian en contra de los cerramientos parciales. Otras consideran que no deben autorizarse las que se colocan frente a comercios y oficinas, tapando escaparates y fachadas, ni que se permitan fijar elementos metálicos en el suelo,

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos