NAVA DE LA ASUNCIÓN

«Soy consciente de que me he perdido muchas cosas de La Nava»

Luis Callejo, con el alcalde de Nava, Juan José Maroto, y dos concejales. /Fernando de la Calle
Luis Callejo, con el alcalde de Nava, Juan José Maroto, y dos concejales. / Fernando de la Calle

FERNANDO DE LA CALLE Nava de la Asunción

El pregón oficial de las fiestas de Nava de la Asunción, a cargo del actor segoviano Luis Callejo, abrió en la medianoche del viernes el programa de La Función. Callejo, quien vivió la mayor parte de su infancia en la localidad, empezó su discurso con una frase rotunda: «Ssoy consciente de que me he perdido muchas cosas de La Nava». El actor se encuentra en una espléndida racha profesional tras participar en películas tan populares como ‘Mi gran noche’, ‘Cien años de perdón’, ‘Kiki’ o las dos por las que fue nominado al premio Goya, ‘Princesas’ (actor revelación) y ‘Tarde para la ira’ (actor protagonista), y pese a sus múltiples compromisos profesionales, no quiso desaprovechar la oportunidad que le brindó el Ayuntamiento navero y volver al pueblo de su familia materna, su pueblo.

Fue un pregón emotivo, por los recuerdos, pero también original por la forma que tuvo el actor de dirigirse a los cientos de naveros que se congregaron para escucharle bajo el balcón de la Casa Consistorial. Con partes de humor y referencias cinematográficas: «Como pregonero vuestro que soy, os debo una explicación, y esa explicación que os debo os la voy a dar, como pregonero vuestro que soy».

El intérprete recordó también que la primera película que vio en su vida fue junto a la casa que aún conserva su familia junto al mítico Frontón Cinema. «Vete tú a saber si eso marcó mi destino, porque parte de quien soy hoy y lo que soy, se lo debo a La Nava. Esta noche gracias a haberme elegido como pregonero, yo sé que la Nava me conoce y me quiere. Hasta ahora hablaba de Nava como el pueblo de mi madre y ahora podré hablar de Nava como mi pueblo», señaló durante el pregón.

–¿Cómo le propusieron dar el pregón de las fiestas?

–Estuvo mi madre por Nava hace poco con algún de mis hermanos. Yo vengo alguna vez con ella pero ese día, no. Se topó con el alcalde y hablaron. Yo siempre le he dicho a mi familia que deberíamos volver a quedar por aquí, vernos, porque salvo un primo, los demás hemos dejado de venir. Yo era muy pequeño cuando la familia dejó de venir y se han juntado el hambre con las ganas de comer, yo tenía ganas de venir, porque el buen recuerdo de Nava lo tenía absolutamente.

–¿Qué recuerda de esos años?

–Conservamos la casa junto al cine, toda la infancia la he pasado en esa casa y tengo muy buenos recuerdos. Recuerdo la piscina antigua, donde aprendí a nadar, recuerdos de aprender a montar en bici, de pescar cangrejos. Y uno muy curioso, de pequeño dije que quería ser torero, me regalaron un capote y una montera y mis padres, al torero de turno, que debía ser Espartaco cuando empezaba, le pidieron que me brindara el toro; me lo brindó y lo debí de ver tan cerca que salí de la plaza diciendo que mejor dedicarme a otra cosa.

–¿Cuándo hicieron ‘Tarde para la ira’, con Raúl Arévalo en Martín Muñoz de las Posadas, hablaron de sus pueblos?

–Desde que nos conocemos, hablamos de ello. Hemos hablado de nuestros orígenes, de nuestra forma de ser, de nuestra forma de hablar, de nuestra forma de entender el mundo. Hay una gran vinculación entre Martín Muñoz y Nava, con gente que va allí a las fiestas y viene de allí. Hay una esencia castellana de la personalidad de cómo somos tanto Raúl como yo, con puntos en común muy peculiares, genuinos, muy autóctonos y auténticos. Es pura esencia.

–¿Qué proyectos profesionales tiene más inmediatos?

–Retomo una obra que estrenamos a principios de año en el teatro Pavón Kamikaze de Madrid, una versión teatral de la película ‘Trainspotting’ y ahora estamos de bolos por España. Empezamos a partir del seis de octubre. Curiosamente, el nueve de octubre empiezo a rodar una película que se llama ‘Jefe’, de la que soy protagonista. Es un proyecto muy bonito de Sergio Barrejón, que es conocido como guionista. Hace más de veinte años hice muchos cortos con él y ahora nos vamos a reencontrar, estoy muy ilusionado. Y luego hay más cosas en el futuro, pero de esas prefiero no hablar.

–¿Qué les diría a la gente de Nava que están empezando sus fiestas?

–Naveros, no cambiéis. Tenéis una forma de ser tan genuina, tan auténtica, tan graciosa, tan seria si es necesario. Que no aflojen, que sé que no lo van a hacer y que adoro este pueblo.

El pueblo desborda júbilo en diez días de fiestas patronales

El primer fin de semana de las fiestas de Nava de la Asunción comenzó a lo grande en una Plaza Mayor abarrotada para asistir a los primeros actos de La Función navera. Como todos los años, tras el pregón oficial, a cargo del actor de origen navero, Luis Callejo, la elección y presentación de reinas, reyes, damas y alfiles protagonizaron los primeros actos de las fiestas patronales en honor al Cristo de la Expiración.

La reina de las fiestas de 2017 es Alba Marugán García, y sus damas, Ana Rodríguez San Antonio y Miriam Jiménez Cubo. Les acompañarán en todos los festejos tres de sus quintos, el rey y los alfiles: Jonathan Martín García, Miguel García Barbado y Sergio Segovia Velicia. Juntos a ellos, estarán los reyes infantiles, Carlota Velasco y Carlos Maroro, junto a sus damas y alfiles, Marco García, Fabio García, Claudia Blanco y Julia Carrión.

En este primer fin de semana, sin embargo, la fuerte bajada de las temperaturas hizo que las calles naveras congregaran menos público de lo habitual, pero las ganas de fiesta no decayeron entre los miles de vecinos y visitantes que estos días visitan el pueblo con las fiestas más prolongadas de todas las que se celebran a lo largo del año en la provincia de Segovia.

Fotos

Vídeos