Conoce el monasterio donde viven los últimos jerónimos del mundo

Obras en la cubierta del monasterio. /Tanarro
Obras en la cubierta del monasterio. / Tanarro

El Parral ha sido incluido en el programa 'Abierto por restauración'

EL NORTESegovia

El director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Luis Lafuente, ha inaugurado, en la Catedral de Sigüenza, la VI edición del programa de visitas ‘Abierto por restauración’, que posibilita que más de 8.500 ciudadanos puedan participar de forma gratuita, del 20 de octubre al 26 de noviembre, en las visitas guiadas a cuatro bienes culturales, seleccionados por su especial valor patrimonial así como por la singularidad del proceso de conservación que en ellos se está desarrollando.

Este año, además del segoviano Monasterio del Parral, el programa acoge las visitas a los retablos de Santa Librada y Don Fadrique de la catedral de Sigüenza (Guadalajara), al Castillo de Sagunto (Valencia) y las murallas del Albaicín (Granada). Las visitas se realizarán los viernes, sábados y domingos, en horario de mañana y de tarde. Para participar tan solo es necesaria la inscripción previa a través de la página web www.abiertoporrestauracion.es.

Actualmente, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España, invierte 1.531.871 euros en la restauración de todas las cubiertas del monasterio del Parral, con el objetivo de frenar su deterioro, asegurar su estabilidad y estanqueidad, y mejorar su accesibilidad de cara a futuras labores de mantenimiento y conservación. En 2012 se elaboró el plan director del monasterio, enmarcado dentro del Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos, con el objetivo de definir una metodología de actuación y programar un conjunto de intervenciones que permita la recuperación del Parral.

Con historia

La localización del monasterio en el paraje de La Alameda, a orillas del Eresma y extramuros de Segovia, se adapta a los principios sobre los que parten las fundaciones de la orden de San Jerónimo. Fundado en 1447 por Juan Pacheco, marqués de Villena, El Parral constituye uno de los grandes conjuntos artísticos de la arquitectura monástica jerónima de finales del siglo XV. Su consolidación se produce a partir de 1454, al promover Enrique IV la construcción de un conjunto monacal más digno, compuesto por la iglesia, los cuatro claustros y las huertas.

La iglesia sigue el modelo jerónimo, presenta una sola nave rectangular, capillas laterales, presbiterio elevado y coro alto de grandes dimensiones a los pies del templo. Su cabecera se dispone de forma centralizada, decorándose con el conjunto formado por el retablo de madera policromada y los sepulcros de alabastro de Juan Pacheco y María de Portocarrero, obra de Juan Rodríguez, Jerónimo Pellicer, Blas Hernández, Francisco González y Lucas Giraldo.

Durante los siglos XVI y XVII, el monasterio vive su período de máximo esplendor, comenzando su declive en el XIX. En 1925, se inició la recuperación del edificio.

Fotos

Vídeos