Confirman el archivo de la querella contra el presidente de No Más Mierda

Manifestación ante el Juzgado de Cuéllar cuando fue citado a declarar Ordóñez.
Manifestación ante el Juzgado de Cuéllar cuando fue citado a declarar Ordóñez. / El Norte

La Audiencia Provincial desestima el recurso del gestor de la planta de residuos de Fuentepelayo contra el auto del Juzgado de Cuéllar que no vio indicios de calumnias ni injurias

EL NORTESegovia

La Audiencia Provincial de Segovia ha confirmado el sobresimiento de la querella presentada por el titular de la planta de compostaje de Fuentepelayo, Juan Francisco Cárdaba, contra José Luis Ordóñez, presidente de la plataforma ciudadana No Más Mierda y hoy coordinador provincial de Izquierda Unida. El archivo de la causa ya fue acordado en su día por el Juzgado de primera Instancia e Instrucción de Cuéllar, el 18 de noviembre de 2016, al considerar que no existió un delito de calumnia e injurias con publicidad.

Señala el auto de sobreseimiento de la Audiencia que la querella que presentó el gestor de la planta de tratamiento de residuos de Fuentepelayo viene a admitir «alguna relación entre el cierre de la planta y el cese del mal olor», y destaca, según dice la plataforma, «el conflicto serio y no artificioso que produjo la contaminación del suelo, el agua y el aire en dicha localidad segoviana generó una movilización en defensa del medio ambiente que transcendió hasta la esfera política».

El acuerdo de la Audiencia Provincial desestima el recurso de apelación planteado por el gestor de la planta de compostaje de Fuentepelayo contra el auto de archivo del juzgado e indica que, en torno a las irregularidades y los malos olres de la planta de tratamiento de Fuentepelayo existe un debate público donde no se ha incurrido en «excesos merecedores de sanción penal». Y añade, además, que nada se atribuye al querellado, José Luis Ordóñez, que justifique su inclusión en la querella.

El auto del tribunal provincial valora que las declaraciones recogidas por los medios de comunicación «se insertan en el campo propio de la confrontación de opiniones en relación con movimientos de defensa del medio ambiente creados en la localidad de Fuentepelayo», como ya recogió el Juzgado de Cuéllar al desestimar el recurso de reforma. Considera por tanto el magistrado ponente que no concurre el ánimo de injuria o calumnia en estas apreciaciones que «han trascendido a la esfera política y asociativa, con importante contraposición de las opiniones e intereses respectivos».

Fotos

Vídeos