Los conductores de buses se quejan del «pésimo» trato que reciben de los usuarios

Hilera de autobuses al comienzo de la avenida Padre Claret. /De Torre
Hilera de autobuses al comienzo de la avenida Padre Claret. / De Torre

La alcaldesa de Segovia desmiente las quejas sobre el deficiente estado de la flota: «Se hacen revisiones mecánicas y de mantenimiento»

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Los conductores de los buses transmiten, a través de una carta del comité de empresa de Urbanos de Segovia, su «hartazgo» por las acusaciones que arrecian sobre su desempeño laboral, los malos modos con los usuarios y las constantes averías de los vehículos. En este sentido, la representación del la plantilla de chóferes llama la atención sobre varias circunstancias que condicionan la prestación de su trabajo, entre las que destaca el deficiente estado de los autobuses. Aseveran que, dada la situación actual, «no debería salir a circular más de la mitad de la flota». A este respecto, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, es tajante en su réplica: «Se hacen revisiones mecánicas y de mantenimiento» que, en su opinión, desdicen esta queja expresada por el comité de empresa.

Por otra parte, la representación laboral subraya en otro punto de la carta que la hoja de ruta que han de seguir los conductores está sujeta a unos «horarios muy justos». Los trayectos salen y llegan a sus cabeceras a la hora que marca dicho 'patrón'. Se refiere,sobre todo, al caso de las líneas 11 y 12 que recorren la ciudad para conectarla con al estación del Ave, las cuales son dianas habituales de quejas y enfados por parte de pasajeros, tanto por el mal estado de los vehículos como por desajustes en el horario. El comité esgrime que «si el tren se retrasa, no es culpa nuestra, por lo que la reclamación deberá dirigirse a Adif o Renfe».

«Trato pésimo del usuario»

Los conductores se defienden así de las demandas de viajeros que usan el Ave. Cuando el servicio ferroviario llega con retraso a la estación segoviana no encuentran autobuses urbanos para trasldarse a la ciudad y han de esperar al siguiente, si lo hay. Así, los af3ctados vienen reclamando que se adecúe el horario cuando se avise de una demora.

En cuanto a las críticas de usuarios sopbre los modales de los conductores, el comité expresa que «el personal empieza a estar ya cansado de que nos digan que tenemos un mal trato». Dicen ser conscientes de que realizan un servicio cara al público; pero al mismo tiempo solicitan una reciprocidad por parte del usuario, «ya que el trato hacia el conductor es pésimo e incluso nulo, tratándonos como una parte inmóvil del autobús»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos