Concluye el apuntalamiento del edificio de la antigua relojería Barrio tras el derrumbe

Derrumbe junto al Hotel Victoria el pasado verano. /Óscar Costa
Derrumbe junto al Hotel Victoria el pasado verano. / Óscar Costa

Los trabajos han consistido en la limpieza y consolidación del interior del edificio, ubicado en la Plaza Mayor

QUIQUE YUSTESegovia

El pasado verano, los inmuebles del antiguo Hotel Victoria y de la Relojería Barrio, situados en la Plaza Mayor, sufrieron varios desprendimientos en su zona interior que obligaron al Ayuntamiento a instar a los propietarios a que tomasen distintas medidas (demolición y conservación en el caso del hotel y apuntalamiento en el caso de la relojería). En el caso de la segunda, la estructura quedó deteriorada hasta el punto de ser necesaria su reparación para evitar futuros derrumbes. El Ayuntamiento comunicó a los propietarios una orden de derribo y limpieza pequeño, así como de apuntalamiento de la zona interna del solar, intervenciones que ya han sido acometidas y concluidas en fechas recientes.

Más complejo resulta el procedimiento a realizar en el viejo Hotel Victoria, donde los propietarios y la administración municipal mantienen un conflicto que no presenta grandes novedades, mientras el tiempo pasa sin que se actúe sobre un edificio del que prácticamente solo queda la fachada. Una semana después del derrumbe de parte del edificio, el Ayuntamiento, tras denegar la licencia ambiental y de obras solicitada por los propietarios del inmueble al entender «que no cumplía en absoluto los requerimientos», inició en verano el procedimiento de venta forzosa del inmueble como «una llamada de atención» a los propietarios, que recurrieron, sin éxito, la actuación del Consistorio. «Lo otro sigue su procedimiento. No han presentado nada todavía», afirma Alfonso Reguera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos