Las comunidades de vecinos renuevan el suministro con la planta de biomasa

El alcalde, Jesús García y el presidente de la cooperativa Sebastián, Francisco Herguedas.
El alcalde, Jesús García y el presidente de la cooperativa Sebastián, Francisco Herguedas. / Mónica Rico

La instalación delos contadores individuales y de los equipos asociados comenzará en breve

MÓNICA RICO Cuéllar

Aunque se conocía desde hace tiempo que la Comunidad de Propietarios San Sebastián había acordado renovar el contrato de suministro con la planta de biomasa de Cuéllar, fue la semana pasada cuando el acuerdo se formalizó con la firma por el presidente de los vecinos, Francisco Herguedas Soria y el alcalde de la villa, Jesús García.

Con su rúbrica se acordó, igual que hicieron antes los presidentes de las comunidades de propietarios Los Rosales, Los Claves y Polideportivo 1, mantener el contrato de suministro de energía calorífica generada por biomasa en la red municipal durante los próximos 15 años.

El nuevo contrato también modifica la anterior forma de pago, que estaba establecida en un fijo de consumo basada en los consumos históricos y que tenía como base el precio del gasóleo del día 2 de noviembre de cada año. Ahora se atiende a una nueva circunstancia, que tiene un término fijo para cada una de las comunidades, en función del número de usuarios, más un precio en base al consumo que realice cada una de las comunidades. Por eso se realizará la instalación de contadores individuales en cada vivienda.

Se trata de un proceso que en estos momentos se encuentra más adelantado en la comunidad Los Claveles, según avanzó el concejal Luis Senovilla. Apuntó que en este caso incluso está adjudicada la empresa que va a llevar a cabo la instalación, contratada por Somacyl, la Sociedad Pública de Medio Ambiente de Castilla y León, que se hizo cargo de las instalaciones de la planta de biomasa en 2013. Para el resto de comunidades el plazo de presentación de ofertas concluyó el 1 de septiembre, por lo que aún no se ha resuelto el proceso de contratación.

El Ayuntamiento espera que las obras en Los Claveles puedan comenzar en los próximos días pues, una vez adjudicadas las obras por Somacyl, ahora es la comunidad de vecinos la que tiene que encargarse de la contratación de la obra de albañilería. En concreto, Somacyl se encarga de la obra mecánica, que incluye las modificaciones en las tuberías para instalar la válvula de equilibrado, el contador, la electroválvula de corte y el equipo lector del termostato.

Esas obras las contrata Somacyl dentro del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética que se formalizó con motivo de la cesión de la planta de biomasa por parte del Ayuntamiento, en la que la empresa comprometía una ayuda para este fin. La instalación de contadores individuales está contemplada tanto por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), como por todas las prácticas sobre eficiencia energética, explicó Senovilla.

Al mismo tiempo que se desarrolla este proyecto, han comenzado obras en las salas de calderas de las s, consistentes en la instalación de equipos de control y repetición para «poder ver y observar el funcionamiento de las comunidades a través de un programa informático. Igual que controlamos la planta, se trata de poder saber qué es lo que está pasando en las comunidades de vecinos», apuntó el concejal.

En este caso la obra se está ejecutando a través de un programa europeo que lidera Somacyl, gestora de la planta de biomasa, junto a la empresa Sedical y Cartif. El adjudicatario es la empresa de Chañe Servicios Industriales Carracillo, que ya ha comenzado las obras.

Avance y previsión

En palabras de Senovilla, «es un primer paso, que no es todo lo ambicioso que desde el Ayuntamiento pretendíamos, pues no se ha podido llegar a poder intervenir en los equipos, pero es un avance», gracias al cual se podrá tener conocimiento y registrar los datos de funcionamiento de las comunidades, para así prever e ir anticipando cuestiones como la carga de la central y lograr un mejor funcionamiento y mayor ahorro y eficiencia energética.

El importe de este proyecto que se está ejecutando en las salas de calderas asciende a 60.500 euros. Con él se pretende conocer los elementos más significativos del gasto de las comunidades, para anticiparse a las demandas de los vecinos y prever las cuestiones necesarias para el correcto funcionamiento del sistema.

Fotos

Vídeos