La Comunidad de Madrid se niega a cobrar por aparcar en el puerto de Navacerrada

Coches estacionados en el aparcamiento en Navacerrada. /El Norte
Coches estacionados en el aparcamiento en Navacerrada. / El Norte

«No se debe sacar concesión administrativa» del ‘párking’ porque es «inherente a la carretera», esgrime el consejero madrileño, Pedro Rollán

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Al consejero de Medio Ambiente de Madrid «le diría que se pare y que vea a los gorrillas. Ya se cobra» en el ‘párking’ de Navacerrada, asevera con enfado el alcalde del Real Sitio de San Ildefonso. José Luis Vázquez reiteró ayer, en el patronato del Parque Nacional de Guadarrama, «la necesidad de regular la seguridad de las personas» que acceden a este espacio de la sierra. Es más, avisó de que esa gran afluencia puede acabar un día en tragedia si no se toman cartas a favor de una ordenación del acceso, fundamentalmente en la vertiente madrileña. El regidor recordó que en el parque nacional del Teide «se empezó a regular cuando hubo un muerto que no pudo ser evacuado».

Minutos antes de estas manifestaciones, el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, argumentó profusamente la negativa de cobrar por el estacionamiento en Navacerrada. «No se debe cobrar ni se debe sacar una concesión administrativa», insistió el representante autonómico. A la hora de justificar la negativa rotunda a instalar un sistema de parquímetros o de explotar el polémico aparcamiento, Rollán defendió la interpretación que hace Madrid del convenio suscrito para la cesión del espacio. En este sentido, aseveró en su exposición que el ‘párking’ de la discordia «es un elemento indivisible e inherente de la propia carretera».

El consejero madrileño avanzó la posibilidad de que la polémica sea resuelta por los servicios jurídicos, que son los que determinan la situación en la que se encuentra esa superficie. En cuanto a cómo controlar el acceso a Navacerrada por la falda madrileña, sobre todo los fines de semana de invierno, Pedro Rollán subrayó que ha de ser la Guardia Civil la que vele por la seguridad y el orden del tráfico en la subida y el acceso al estacionamiento.

Un paso subterráneo

Sin embargo, el alcalde del Real Sitio discrepa profundamente. Para José Luis Vázquez, los agentes «se vuelcan en regular algo imposible, lo que hacen es atenuar e intentar garantizar la normalidad en un caos», en referencia a la gran cantidad de visitantes madrileños que suben hasta Navacerrada para pasar una jornada de ocio y asueto.

El regidor hace hincapié en que no hay que simplificar en el cobro por estacionar la búsqueda de una solución al problema. Incide en que la regulación es perentoria y repite el llamamiento a encontrar alternativas, como puede ser el transporte público al que aludió el propio consejero. Sin embargo, Vázquez apela a que realmente sea efectivo y no como ocurre con el tren que para en Navacerrada, en el que no se permite viajar con los esquíes.

«No es normal –subrayó el alcalde–; igual que no es normal que el paso de peatones siga siendo en superficie», agregó al demandar un corredor subterráneo en su réplica al consejero madrileño. Por último, volvió a reivindicar el «establecimiento de mecanismos que puedan garantizar la movilidad entre las dos mesetas, determinando las direcciones, las zonas de aparcamiento y que se deje el tránsito libre para los vehículos de emergencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos