El comercio y la agroalimentación tiran del carro de la contratación en la provincia

Trabajadoras de un vivero de la provincia segoviana. /M. R.
Trabajadoras de un vivero de la provincia segoviana. / M. R.

El sector agrario copa el 12% de la economía de la provincia, aunque las perspectivas laborales más halagüeñas se hallan en la actividad mercantil

C. B. E.Segovia

El sector agrario de la provincia acapara el 12% del peso económico; pero su influencia en la actividad y en el mercado laboral va más allá. El sistema de información de los Servicios Públicos de Empleo ponen de manifiesto la importancia de los procesos de transformación de la producción agroalimentaria cuando coloca a la industria de la alimentación como la que, en términos absolutos, goza de una mejor salud en lo que a contratos generados se refiere.

En febrero (últimos datos que posee el Ministerio de Empleo y Seguridad Social sobre tendencias positivas de contratación) fueron las empresas segovianas dedicadas a la alimentación las que certificaron un mayor volumen de contrataciones, con 462. En términos relativos, esta dinámica laboral ha crecido en este tipo de actividad un 10% en el último año. Sin embargo, hay un pero. Ese aumento es inferior al que han experimentado otros sectores que estudia y contempla el informe de los servicios públicos de empleo.

La fabricación de bebidas se lleva la palma en cuanto a que ha experimentado la mayor subida porcentual de contratos en un ejercicio. De febrero de 2017 al mismo mes de este año, esa empleabilidad ha crecido por encima del 155%, aunque el volumen de contratos (49) suscritos es más modesto que en otros ámbitos.

Así, la tendencia de incorporación de trabajadores al mercado laboral se fija en el comercio al por mayor y en las tareas de intermediación, sin contar con el sector de la automoción, como los que tiran del carro. Al menos es lo que se deduce de los datos del pasado febrero, con 229 contratos registrados en la provincia, o lo que es lo mismo, casi el 61% más que en el mismo mes del año anterior.

El informe del Observatorio de Ocupaciones del Servicio Público de Empleo Estatal sonsaca también cuáles son las actividades económicas con mejores perspectivas de colocación. Son las secciones que dibujan en sus evoluciones una curva ascendente más o menos acusada de contrataciones.

La relación entre volumen de vinculaciones laborales y progresión experimentada en el último año, destacan las actividades mercantiles, tanto al por mayor como al por menor, incluida la reparación de vehículos de motor. También la reparación de maquinaria y equipos en la industria manufacturera asoma entre los trabajos que más han aumentado su volumen de contratación, aunque partían de una capacidad de colocación muy baja.

Mayores y extranjeros

En el área económica de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, el estudio estatal también atisba proyección, con una variación anual en las vinculaciones laborales del 48% referidas sobre todo a las labores de explotación forestal. Destaca el empujón que entre los pasados meses de enero y febrero registraron los contratos relacionados con el área de programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática, que registraron un incremento de la contratación del 600%.

Si fijamos el foco de atención en la población desempleada de más de 45 años, el dinamismo de la industria alimentaria ha supuesto un revulsivo para la colocación, ya que es la que más contratos firmó con este segmento. También el sector de la fabricación de productos minerales no metálicos y el comercio al por mayor. En el caso de la comunidad extranjera, los nichos de colocación que más contratación atrajeron fueron, de nuevo, el de la actividad industrial alimentaria y los negocios comerciales al por mayor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos