Coca cierra su año más musical

Concierto de Navidad de la Banda de Coca y El Mester de Juglaría. /E. E.
Concierto de Navidad de la Banda de Coca y El Mester de Juglaría. / E. E.

La banda de música de la localidad segoviana y el Nuevo Mester de Juglaría actúan juntos en el concierto de clausura del centenario de la agrupación caucense

EVA ESTEBANCoca

Era una fórmula novedosa. Nunca antes se había hecho algo igual en la provincia y las expectativas eran máximas. Tras un «intenso año» repleto de actividades conmemorativas del centenario de la Banda de Música de Coca, este sábado la agrupación caucense y el Nuevo Mester de Juglaría celebraron un multitudinario concierto en el que a música castellana y popular fue la protagonista. «La fusión ha quedado mucho mejor de lo que esperábamos. Hemos cerrado el centenario como se merecía, que era lo más importante», asegura el director de la Banda de Coca y tubista profesional, Asier Doval Sanmartín.

Las bajas temperaturas y la humedad que condensaba la carpa instalada en el patio del colegio público Teodosio El Grande no fueron impedimento para que vecinos tanto de Coca como de localidades próximas se volcaran con el que ha sido calificado por muchos como 'el concierto del año en Segovia'. Una veintena de personas se agolpaban desde primera hora de la tarde frente a las puertas del pabellón para adquirir las últimas entradas disponibles. «La respuesta de la gente ha sido espectacular, hemos congregado a 800 personas y nunca antes habíamos vivido algo así», explica el director de la banda.

La zarzuela 'La del Soto del Parral' fue la obra escogida para dar el pistoletazo de salida a un concierto en el que las sorpresas no dejaron de sucederse. La guinda a una velada mágica la puso el músico y compositor local Juan Antonio García Illanas, quien sorprendió a los asistentes al irrumpir en el escenario cuando iba a interpretarse el que es considerado el himno de Coca: el pasodoble 'Villa y Tierra', con letra de Adolfo Rodríguez. «Es un espectáculo al alcance de muy pocos. Podemos considerarnos afortunados de vivir el momento», señala el concejal de Cultura caucense, Luis Sanz.

Con lágrimas en los ojos

«Lo más emocionante, sin duda, ha sido ver a los miembros del Mester con lágrimas en los ojos emocionándose por tocar estos temas con nosotros», incide Asier Doval. «Lo más positivo ha sido haber podido trabajar con un director con el que hemos conectado muy bien y un grupo de músicos, la mayoría jóvenes, que se han tomado esto con mucha seriedad y además tocan muy bien», apostilla Fernando Ortiz, miembro del Nuevo Mester de Juglaría.

«Con todo el esfuerzo que hemos hecho, sería una pena que se quedara en solo una actuación». Así se mostró Ortiz a la hora de hacer un llamamiento a las instituciones tanto provinciales como regionales para que «luchen» para que esta fórmula vuelva a repetirse. «Si el Ayuntamiento de Segovia quiere, sería fantástico hacer esto a los pies del Acueducto», señala Ortiz. «Ellos han quedado muy satisfechos y nosotros queremos volver a tocar con ellos», afirma el director.

No han hecho «demasiados» ensayos, pero lo que sí tienen claro tanto Doval como Ortiz es que ha sido un trabajo «muy concienzudo» y que permanecerá en la memoria de toda la gente de la comarca. «Ha sido muy especial y emotivo para nosotros», dice Ortiz. «Lo que hemos podido ver y oír no ha sido más que la unión de dos agrupaciones musicales muy asentadas en Segovia y que han concebido un proyecto muy ilusionante», concluye el cantautor segoviano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos