Más claves sobre los primeros pobladores de Segovia

Javier López Escobar, en el centro, junto al equipo arqueológico. / Junta Castilla y León

El proyecto, financiado por la Junta, inicia su quinta campaña de excavaciones

EL NORTESegovia

El proyecto arqueológico en Abrigo del Molino, financiado por la Junta, cumple su quinto año y se ha convertido en uno de los lugares de referencia para el estudio de los últimos neandertales en la Península Ibérica, ya que las cronologías que han aportado sus niveles de ocupación más recientes se corresponden con el momento en que se registra la desaparición de esta especie en el continente europeo, hace aproximadamente 40.000 años.

Fotos

El delegado territorial, Javier López-Escobar, ha visitado el yacimiento segoviano, situado en el Valle del Eresma, junto al Molino de los Señores, tras el comienzo de la quinta fase de investigaciones, enmarcada en el proyecto ‘Primeros pobladores de Segovia. En compañía de varios miembros del equipo científico, López-Escobar ha conocido el estado actual de las excavaciones y los importantes avances conseguidos tras las pasadas campañas de investigaciones, financiadas por la Junta de Castilla y León con un importe aproximado de 5.800 euros.

El descubrimiento en 2012 de este importante enclave prehistórico puso de manifiesto la existencia en el territorio de la ciudad de Segovia de ocupaciones neandertales con una antigüedad de 41.000 a 45.000 años, cuyas características singulares se han ido definiendo por medio de las campañas de investigación realizadas hasta el momento.

El proyecto de investigación se ha convertido en estos años en una referencia obligada en todos los encuentros científicos nacionales e internacionales dedicados al estudio de las poblaciones neandertales europeas, debido al interés intrínseco de una ocupación humana de este tipo, y a la circunstancia añadida de que las fechas obtenidas en Segovia remiten a los momentos finales de la existencia de esa especie humana, lo que puede aportar datos determinantes para la investigación de las circunstancias de la extinción del hombre de Neandertal.

La labor puramente arqueológica está siendo complementada por el esfuerzo interdisciplinar de un amplio equipo de investigadores pertenecientes a instituciones científicas de distintos países que se afanan en extraer el máximo de información del registro existente en el yacimiento, en el que se están aplicando los recursos más avanzados en cuanto a sistemas de datación absoluta, estudios geológicos y paleoambientales, y muy recientemente, técnicas de reconstrucción del paisaje con toma de datos mediante drones.

‘Abrigo de Molino’, abierto a todos

Como en años anteriores, el trabajo de investigación tendrá una ventana abierta a la sociedad segoviana, a la que se quiere hacer partícipe de los trabajos y de los logros científicos conseguidos. En este sentido, los responsables del proyecto han diseñado un completo programa de actividades que permitirá a los segovianos conocer de primera mano los descubrimientos y resultados que depare la campaña de excavaciones de este año. El día 27 de julio a las 19:00 horas tendrá lugar una conferencia divulgativa impartida por Jesús Jordá Pardo, licenciado en Ciencias Geológicas por la Universidad de Salamanca y Doctor en Ciencias Geológicas por esa misma Universidad, sobre los yacimientos neandertales del valle del Jarama. Será en el Salón de Actos de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia (entrada por la plaza Reina Juana).

Por otra parte, el 3 de agosto de 10.30 a 12.30 horas, el yacimiento abre sus puertas para todo el mundo con una jornada de puertas abiertas organizada por la Junta de Castilla y León, que incluye una visita guiada de los descubrimientos de la campaña a la que se pueden sumar cuantos ciudadanos lo deseen, con punto de encuentro a las 10.30 horas en el puente de San Lázaro, junto al arco de entrada a la alameda de la Fuencisla.

Enclave estratégico

El proyecto ‘Primeros Pobladores de Segovia’ nace en el año 2012 con el descubrimiento del yacimiento del ‘Abrigo del Molino’, en las afueras de la ciudad de Segovia, como resultado de unas investigaciones iniciadas en el año 2009 centradas en analizar las primeras ocupaciones humanas al sur del valle del Duero.

Este descubrimiento supone la primera evidencia de ocupación por parte de grupos neandertales en un yacimiento en medio kárstico, entre el Duero y el Sistema Central. Del mismo modo, supuso retrasar las primeras evidencias del poblamiento humano en el entorno de lo que posteriormente sería la ciudad de Segovia, a hace unos 50.000 años, convirtiéndose en la primera ciudad española Patrimonio de la Humanidad con un yacimiento de estas características en su entorno urbano.

Con el inicio de las excavaciones arqueológicas, en julio de 2013, se inician también una serie de prospecciones y excavaciones en otros abrigos y cuevas del entorno del valle del Eresma, que han contribuido hasta la fecha a poner de manifiesto la existencia de una rica ocupación humana durante el Pleistoceno superior en el entorno de la ciudad de Segovia.

El ‘Abrigo el Molino’, con tres momentos de ocupación diferentes por parte de grupos humanos neandertales, se ha convertido en uno de los lugares de referencia para el estudio de los últimos neandertales en la península Ibérica, ya que las cronologías que han aportado sus niveles de ocupación más recientes se corresponden con el momento en que se registra la desaparición de esta especie en el continente europeo, hace aproximadamente 40.000 años.

Fotos

Vídeos