La Red de Ciudades Saludables premia la calidad del pionero plan de Ludotecas en Familia

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, muestra el diploma del premio de calidad, recibido ayer en IE University. / A. de Torre

La alcaldesa recibe el galardón, que distingue la inclusión de la convivencia entre padres e hijos en el fomento de hábitos sanos

C. B. E.Segovia

Segovia es una ciudad sana y saludable que además promueve estos valores. Por eso, el Ayuntamiento de la capital y su apuesta por estos hábitos de vida ha sido distinguido con un galardón que concede el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Federación Española de Municipios y Provincias. La alcaldesa, Clara Luquero, acompañada por el concejal de Servicios Sociales, Igualdad, Sanidad, Consumo y Participación Ciudadana, Andrés Torquemada, han sido los encargados de recoger el premio que reconoce, tal y como indica su propio nombre, la calidad de la Red Española de Ciudades Saludables 2017.

Los méritos municipales los acapara el programa Ludotecas en Familia, impulsado y desarrollado en la teoría y en la práctica por el departamento que dirige Torquemada. En definitiva, la regidora asume este premio como un acicate a la labor del Consistorio de Segovia en el ámbito de la promoción de la salud y la prevención.

Como ha recordado Luquero, este proyecto es «pionero en el objetivo de facilitar la convivencia familiar entre padres e hijos». La iniciativa empezó a andar hace dos años con la participación de diecisiete adultos y catorce menores, recuerdan fuentes municipales. Tres familias que en ese momento recibían algún tipo de apoyo por parte de la Concejalía de Servicios Sociales fueron incluidas de modo normalizado, así como otro núcleo familiar que presentaba un menor con educativas especiales. «En ellas se promueve el juego como forma de comunicación y niños y padres comparten actividades que después pueden trasladar a sus casas», explican los representantes del Ayuntamiento.

Un abanico más amplio

Las Ludotecas en Familia buscan «la socialización y promoción de los hábitos de vida saludables, implicando en ellos a los niños y sus progenitores, promoviendo así un aprendizaje conjunto», añaden fuentes municipales. La alcaldesa, por su parte, matiza que esa tarea divulgativa es «más amplia», ya que «no se circunscribe solo al fomento de una alimentación sana o al estímulo del ejercicio físico, sino que también tiene en cuenta la convivencia sana y saludable entre los ciudadanos». Y para ellos se vale de «juegos y actividades que incitan y enseñan el valor de la integración».

La entrega de los diferentes premios de calidad puso ayer el punto y final al décimo Congreso de la Red Española de Ciudades Saludables, clausurado por la alcaldesa en el Aula Magna de la IE University. Durante los últimos días se han sucedido las mesas redondas y las ponencias a las que han asistido más de 250 profesionales, tal y como destacan fuentes municipales.

Fotos

Vídeos