El ciclismo de montaña se rebela contra las ataduras del plan del Guadarrama

Prueba de ‘mountain bike’ en la provincia. /El Norte
Prueba de ‘mountain bike’ en la provincia. / El Norte

Los aficionados critican «el capricho» de los dos gobiernos autonómicos

C. B. E.Segovia

Los foros de aficionados al ciclismo de montaña echaban humo antes de que se conociera más pormenorizadamente el Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Sierra de Guadarrama. Ahora que se saben las limitaciones propuestas por las administraciones de Madrid y Castilla y León, las alegaciones están al caer, como ha anunciado la Asociación Internacional de Mountain Bike en España (IMBA), que, a grandes rasgos, reclama que se mantenga la regulación recogida en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales que se elaboró hace nueve años. El nuevo documento prohíbe, por ejemplo, la circulación en bicicleta de montaña por todos los senderos de uso público y solo deja unas pocas pistas de más de tres metros de ancho.

Los aficionados critican «el capricho» de los dos gobiernos autonómicos de «saltarse la legalidad [en referencia a la Ley de Parques Nacionales] sin justificación, regulando lo contrario de lo que autoriza el documento que es la base para la declaración». La citada asociación recoge firmas en la plataforma Change.org de Internet. Hasta la tarde de ayer se habían sumado cerca de 1.400 apoyos a la petición de oponerse al PRUG.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos