Un centro de oficios canalizará desde el mes de enero el futuro de los artesanos segovianos

Jesús de la Cruz, vicepresidente del Gremio Artesanal Segoviano, en su taller. /Antonio De Torre
Jesús de la Cruz, vicepresidente del Gremio Artesanal Segoviano, en su taller. / Antonio De Torre

La campaña de micromecenazgo para concluir las obras recauda 1.300 euros en poco más de una semana

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Transmitir y recuperar los tradicionales oficios artesanos como la talla de madera, el esgrafiado, el tejido en telar, el batido de cobre, el moldeo de cerámica o el trabajo del cuero son los objetivos del nuevo Centro de Oficios de Segovia. Un local de cerca de 500 metros cuadrados ubicado en la carretera de Arévalo, junto al silo del antiguo Senpa, será el artífice, a partir de enero de 2018, del impulso y la puesta en valor de este sector.

El Gremio Artesanal Segoviano ultima las obras en este «taller de talleres» en el que expertos artesanos y especialistas en oficios tradicionales impartirán todo tipo de cursos para diferentes niveles. Tanto los que nunca han experimentado con estos materiales, como las personas que han tenido la oportunidad de desarrollar ciertas aptitudes o los profesionales que carecen del espacio y herramientas necesarias, encontrarán en este centro formativo un lugar donde dar rienda suelta a su creatividad y aprender de la mano de profesionales.

Después de cerca de cuatro décadas trabajado por la pervivencia de este patrimonio cultural inmaterial, la asociación ha decido invertir sus recursos en este centro, situado a los pies del Alcázar. Por el momento, la remodelación y acondicionamiento han necesitado más de 8.000 euros, aunque tal y como explica el vicepresidente del gremio, Jesús de la Cruz, «todavía queda mucha maquinaria por incorporar y detalles que ultimar».

La instalación está compuesta por tres naves que harán las funciones de aula taller. Una de ellas ya está completamente acabada y preparada para recibir a los primeros alumnos, que se espera que a finales de enero puedan comenzar a trabajar el fieltro y la lana en uno de los cursos inaugurales. Esta sala también servirá para trabajar el cuero y marroquinería. En la sala contigua se están rematando las conexiones de los hornos que se emplearán para cocer la cerámica, un oficio que compartirá espacio con la joyería y la elaboración y restauración de objetos en madera. Mesas y sillas de madera fabricadas de forma artesanal servirán de soporte a los alumnos, además, se están colocando estanterías de hierro para guardar las piezas que confeccionen durante los talleres.

Estas naves ya se utilizaban como estudio artesano dedicado a la restauración de madera, por lo que las obras que ha tenido que afrontar el gremio han sido mínimas, explica De la Cruz. «Las reformas se han centrado en la adaptación de la normativa de seguridad con la instalación de salidas de emergencia y extintores. Además, se han adecuado los baños a la ley y se ha creado uno para discapacitados». No obstante, el trabajo ha sido largo e intenso, ya que los miembros del gremio llevan tres meses adecuado este centro. Muchas instalaciones se han podido aprovechar para el nuevo uso, pero ha sido necesario el vaciado completo las naves, limpiar todas las estancias, pintar, reparar varias averías e instalar estufas.

Muchas de las instalaciones han podido aprovecharse para el nuevo uso

Para afrontar todos estos gastos y ante las dificultades con las que se ha topado para conseguir crédito, el gremio ha puesto en marcha, desde principios de diciembre, una campaña de micromecenazgo. Cualquier persona interesada o que apoye la labor de este colectivo puede participar con sus aportaciones a través de la página web del Gremio Artesanal Segoviano. El objetivo es realista, según De la Cruz, por lo que en un principio se han fijado la meta de conseguir 3.000 euros en un plazo de un mes a través de este sistema para completar las obras y comprar las herramientas y el material necesario para el inicio de los cursos. En poco más de una semana desde su puesta en marcha ya se habían superado los 1.300 euros de recaudación procedentes de 22 mecenas que se han sumando a esta iniciativa.

Las aportaciones van desde los 20 hasta los 100 euros y proporcionan prioridad a los mecenas a la hora de inscribirse en los cursos que oferte el centro. Además, en función de la contribución cuentan con descuentos de un 15% en el primer taller y se les otorga un reconocimiento y regalos artesanos.

El carácter pionero y el interés de su actividad para la ciudad son motivos suficientes, según el vicepresidente de la agrupación, para que las instituciones presentes valoren su implicación en este proyecto. «El Ayuntamiento ya ha manifestado su sensibilidad», explica, por lo que se están estudiando fórmulas de participación y convenios que permitan materializar este interés y así garantizar su supervivencia.

El centro iniciará su actividad los primeros días del año con talleres infantiles

Estas instalaciones inaugurarán su actividad con tres talleres infantiles los primeros días de enero, que realizarán en colaboración con el Ayuntamiento de Segovia. Los niños de 7 a 9 años podrán elaborar su primer tapiz sobre bastidor, entre 4 y 10 años aprenderán a crear figuras navideñas con fieltro y para edades comprendidas entre 8 y 11 años han organizado un taller creativo en el que podrán elaborar una estrella o copo de nieve con vidrio. Aunque la primera toma de contacto se va a realizar con niños, el vicepresidente del gremio reconoce que este público no es su objetivo principal, al menos, los primeros meses. Está previsto que con el tiempo los más pequeños también tengan la oportunidad de descubrir de forma divertida el mundo de la artesanía, sin embargo, «es un paso más complejo porque es necesario contar con mayor vigilancia, adecuar el espacio para su seguridad y dotarlo de herramientas que puedan utilizar», asegura.

Por eso, los primeros talleres que versarán sobre diferentes técnicas para trabajar el vidrio, la cerámica, el textil, la madera, el metal, el cuero o los esgrafiados serán para adultos y los impartirán en torno a 15 profesionales de los cerca de 25 que integran el gremio. Los precios oscilaránentre los 90 y los 400 euros en función del oficio y de la duración de los mismos y la mayoría incluirán el material, ya que normalmente es complicado encontrar minoristas que distribuyan artículos tan especializados.

Con la llegada del buen tiempo está previsto ampliar la capacidad del centro con actividades al aire libre, en las que se aprovecharán los más de 200 metros cuadrados de patio de esta instalación. Cursos monográficos, charlas, coloquios y debates que girarán en torno a la labor artesana tendrán cabida en este espacio.

Con la llegada del buen tiempo está previsto ampliar la capacidad a través del patio

Por otra parte, reconoce que este centro creativo podría ser un impulso para lograr a lo largo del tiempo el objetivo del gremio de crear una Fundación para el fomento de la artesanía con fondos documentales bibliográficos y audiovisuales. «Era un proyecto ambicioso que se intentó poner en marcha hace años y que hubiese supuesto un empujón definitivo para el sector, pero se topó con muros infranqueables y no pudo salir a la luz. Sin embargo, es posible que el centro de oficios sea germen y tal vez pueda retomarse con el tiempo», ratifica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos