Un centenar de civiles juran bandera en Segovia

Una joven se dispone a besar la bandera en el acto celebrado este lunes, en Segovia, con motivo de la festividad de Santa Bárbara. / Antonio de Torre

El acto está enmarcado en la celebración de Santa Bárbara, patrona del Arma de Artillería

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Ya van ocho años, pero son muchísimos más los que contemplan la relación de respeto, admiración y cariño mutuos que se profesan la ciudad de Segovia con el Arma de Artillería del Ejército español. Tantos como 253. Ese vínculo ha conocido tres siglos. En este tiempo «se han venido formando los alumnos que, forjado el temple de su juventud en esta hermosa, austera y profundamente entrañable ciudad castellana y leonesa, han venido sirviendo a España, en paz y en guerra por todo el mundo», ha enaltecido el coronel director de la Academia de Artillería, José María Martínez Ferrer.

Esos militares instruidos en la institución castrense desde 1764 «han ostentado siempre con orgullo su título de segovianos honorarios», ha añadido en su discurso con el que casi se ha cerrado el acto militar celebrado este lunes en la Plaza Mayor de la ciudad con motivo de la festividad de Santa Bárbara, patrona de los artilleros.

Fotos

Los cientos de ciudadanos que han soportado el frío invernal han aplaudido los piropos obsequiados por el responsable actual de la escuela militar en activo más antigua del mundo, tal y como ha realzado la alcaldesa segoviana, Clara Luquero. «El Real Colegio de Artillería se alimentó del pensamiento ilustrado e impulsó la innovación científica y tecnológica en nuestro país», ha elogiado la máxima responsable de la corporación municipal.

Muchas personas se han acercado a la Plaza Mayor para retratar el acto militar.
Muchas personas se han acercado a la Plaza Mayor para retratar el acto militar. / Antonio de Torre

«Durante 253 años hemos aprendido juntos, nos hemos enriquecido en conocimiento y en valores y desde el año 2010, mediante este acto de jura de bandera, acercamos a la ciudadanía una institución tan ligada a nuestra ciudad como es la Academia de Artillería», ha apostillado la regidora. Y es que en estos últimos ocho años, el Arma y la sociedad segoviana se han citado en el corazón de la capital para rendirse mutuo respeto y afecto.

Acicate público

Aunque había 106 inscritos para besar la enseña nacional en la jura civil convocada, al final 99 personas han sellado su compromiso con la defensa de España y de sus valores. La mayoría, mujeres. A todos ellos, el coronel director de la Academia les ha felicitado con efusiva cordialidad y les ha agradecido ese juramento o promesa «con el ánimo de construir entre todos una España mejor que legar a nuestros hijos y nietos». Entre los jurandos, los concejales del grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de la ciudad, Juan Antonio Miranda y José Luis Huertas, así como el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar.

El personal civil que ha desfilado para besar la bandera y las decenas de asistentes que han seguido con solemne respeto los actos del programa son «nos alienta a quienes vestimos el uniforme y hacemos del servicio a la patria nuestra razón de ser», se ha congratulado Martínez Ferrer. Quienes forman parte de la Academia de Artillería también se han ratificado y reafirmado este lunes en el cumplimiento de nuestros deberes». Y con la ayuda de Santa Bárbara, patrona del Arma, «nos esforzaremos cada día en no defraudarles».

El director de Enseñanza, Instrucción y Adiestramiento del Ejército de Tierra, Amador Enseñat y Berea, ha presidido la jura en Segovia.
El director de Enseñanza, Instrucción y Adiestramiento del Ejército de Tierra, Amador Enseñat y Berea, ha presidido la jura en Segovia. / Antonio de Torre

Por su parte, la alcaldesa ha subrayado en su intervención «el sentimiento de vínculo y hermandad entre la Academia de Artillería y la ciudad». Luquero también ha felicitado a los jurandos y ha aprovechado para hacer un alegato público y de viva voz en defensa de los valores constitucionales y democráticos.

Frente al intento separatista

Así, la regidora ha recordado el trigésimo noveno aniversario de la Carta Magna y la ha erigido como «marco normativo que consigna nuestros derechos y libertades, fruto del consenso y de la voluntad de definir un mínimo común ético, político y jurídico para la paz social, un marco normativo en el que cabemos todos».

Aunque sin citarlo expresamente, Clara Luquero ha defendido la unidad de España frente a los intentos secesionistas emergidos en Cataluña fuera del encuadre constitucional. La alcaldesa de Segovia ha hecho un llamamiento al respeto a la Constitución y al Estado de Derecho, porque «sin ellos no hay democracia, no hay derechos y libertades».

En este sentido ha añadido que en el siglo XXI «no tiene sentido crear nuevas fronteras que nos dividan y nos hagan más débiles» y ha esgrimido «las singularidades y la diversidad de los pueblos de España» porque nos enriquecen a todos. Ha concluido aseverando que en las defensas de estas particularidades dentro de la unidad de España y de los valores comunes «residen nuestra fortaleza».

El coronel director se ha expresado en términos similares cuando ha indicado que el respeto a la lealtad, la ley y a todos los valores democráticos y sociales son los que hacen que «España sea un país donde merece la pena vivir y también por el que valdría la pena morir, si es necesario».

Tal y como manda la tradición de la festividad de Santa Bárbara, también se han entregado los reconocimientos de 'Artilleros de Honor' a personas o entidades a los que la Academia agradece así su colaboración. En esta ocasión, han recibido la distinción el historiador y colaborador de la Biblioteca de la Academia, Carlos Merino; la Hermandad de Nuestra Señora la Soledad Dolorosa, en cuyo nombre recogió el galardón el hermano mayor, Javier Robledo; el ingeniero Francisco González, y la parroquia de Santa Eulalia, siendo su titular Lucas Aragón quien recogió el premio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos