Centaurea dice 'no' a la reapertura de Garoña, una de las centrales más viejas del mundo

Central de Santa María de Garoña. /Efe
Central de Santa María de Garoña. / Efe

Ha presentado alegaciones ante la Secretaría de Estado de Energía

EL NORTESegovia

La asociación ecologista Centaurea, radicada en El Espinar (Segovia), ha pedido que no sea autorizada la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña por ser una planta «obsoleta, con graves problemas de seguridad, totalmente incompatible con el modelo energético sostenible y escasamente rentable». Centaurea ha presentado estas alegaciones ante la Secretaría de Estado de Energía, según ha informado hoy en un comunicado, recogido por Efe, en el que su presidente, Carlos Bravo, la ha calificado de «potencialmente peligrosa».

En este sentido, alega que Santa María de Garoña es una central nuclear de «primera generación», diseñada en los años sesenta del pasado siglo pero que empezó a funcionar en 1971, por lo que ahora «está entre las más viejas del mundo». Entre los problemas más destacados, señala el agrietamiento que afecta a diversos componentes de la propia vasija del reactor, así como los fallos en la inserción de las barras de control en determinadas condiciones o su incapacidad para refrigerar correctamente.

Bravo ha recordado que, con una potencia de 460 Megavatios (MW), su «contribución eléctrica era escasa, de poco más del uno por ciento de total del sistema eléctrico peninsular», lo que a su juicio es «totalmente prescindible».

La emisión de residuos radiactivos con la consecuente contaminación ambiental, así como el «obstáculo» que supone para el despliegue a gran escala de las energías renovables, completan la lista de justificaciones que ha presentado el máximo responsable de Centaurea.

Ha recalcado, por último, que la energía nuclear «es un fracaso económico, tecnológico, medioambiental y social que ha causado graves problemas a la salud pública y al medio ambiente como accidentes nucleares o residuos radiactivos imposibles de eliminar, y además contribuye a la proliferación de armas nucleares».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos