Así será la sala con joyas del arte flamenco bajo el claustro de la Catedral

Recreación virtual de una de las nuevas salas. /El Norte
Recreación virtual de una de las nuevas salas. / El Norte

El deán de la Catedral anuncia que el espacio acogerá cerca de 40 obras de arte y el famoso 'Tríptico del Descendimiento'

EVA ESTEBANSegovia

La Catedral de Segovia continúa renovando su imagen. El último de los trabajos acometidos en el templo gótico, y que verá la luz «dentro de muy poco», es el acondicionamiento de la nueva sala de exposiciones bajo el claustro. Fue restaurada parcialmente en el año 2009, pero el proyecto de apertura quedó interrumpido. Nueve años después, el Cabildo inaugurará «este proyecto ambicioso de grandes dimensiones» previsiblemente a finales del mes de junio o en julio, aunque el deán de la Catedral, José Antonio Velasco, prefiere mantenerse prudente porque «siempre surgen cosas para el final, detalles que ultimar y rematar».

Las obras comenzaron a finales de febrero y, a pesar de que no disponen de «mucho tiempo» para acometer todas las labores «que son necesarias», Velasco confía en que el resultado final será «muy bueno». «Están trabajando en ello. Se ha hecho esperar, pero los planes, trámites y buscar a las personas oportunas para realizarlo ha llevado su tiempo», subraya. Se está trabajando, «fundamentalmente», en la reforma del techo y de las paredes para, según el deán, «buscar los espacios adecuados para cada cuadro y poder encuadrarlo bien». Lo siguiente será la construcción de dos lavabos para los visitantes. «Nos va a llevar bastante tiempo porque es un tema complicado», afirma.

La sala contará con «cerca de cuarenta obras de arte» repartidas en una superficie total de 422 metros cuadrados. En este nuevo espacio se expondrán cuadros y tablas flamencas que han estado exhibidos en varias de las capillas de la Catedral, principalmente en la de Santa Cecilia. «La Catedral tiene cuadros de muy buena calidad y hay que exhibirlas bien. Hasta ahora, estaban todas muy juntas, cuando la realidad es que hay cuadros que merecen para ellos solos una pared entera», indica el deán. «Muchas veces, si ves cuatro cuadros en una pared, no llaman la atención. Hay que presentarles bien para que se vean bien y centren la atención», continúa.

No es un espacio cualquiera. A juicio de Velasco, aunque considera que cada rincón de la Catedral tiene su encanto, la sala bajo el claustro es «diferente y especial». Su área es irregular; por «algunos sitios» más estrechos, en otros más anchos para acabar en una bóveda, «el espacio más lucido de la sala». «En ella es donde se exhibirán las obras más destacadas y el 'Tríptico del Descendimiento', de Ambrosius Benson». Contará con las últimas y más novedosas tecnologías para que los visitantes vivan la experiencia «de la mejor forma posible». Así, cada obra de arte irá acompañada de un breve cuadro explicativo sobre el origen, características y autor de cada una de ellas. «Lo interesante de verlo es, además, poder saber un poco de cada una», confirma Velasco. También pondrán audioguías, aunque solamente para las obras «más importantes».

300.000 euros

El gasto aproximado para acometer estas obras es de 300.000 euros. «Todavía quedan cosas por hacer y hasta que no tengamos todo, lo sabremos lo que nos hemos gastado», señala José Antonio Velasco. Buena parte de estos costes están destinados a cuestiones «muy importantes», como son la seguridad, la «correcta» iluminación o los audioguías. «Son muchas cosas y queremos hacer las cosas bien», concluye el deán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos