La 'cara B' de la hostelería, según Comisiones Obreras

Luis Sáez y Ángel Luis Torrego, antes de la rueda de prensa. /De Torre
Luis Sáez y Ángel Luis Torrego, antes de la rueda de prensa. / De Torre

El sindicato señala que las horas extra en el sector impiden crear 343 empleos

ENRIQUE YUSTE Segovia

‘La cara B de la hostelería’. Así se titula el estudio elaborado por el sindicato Comisiones Obreras sobre la situación del sector en Segovia y en la región y que servirá como contexto para acudir, a partir del próximo 11 de enero, a la negociación del convenio colectivo. Se trata de un informe que según los propios responsables de la organización cuenta con datos «muy por debajo» de lo que sucede realmente con la hostelería, pero que sirven para denunciar «una situación de fraude» en un sector que se encuentra en crecimiento. «El turismo es uno de los puntos fuertes de Castilla y León. Genera 33 millones de euros a la semana. Este dinero tiene que transmitirse también al sector y a sus trabajadores», apuntó Luis Sáez, responsable de acción sindical de Comisiones Obreras en Valladolid.

El informe ha tomado como base que cada trabajador del sector (4.229 en el régimen de la Seguridad Social) realiza al cabo del día media hora de más de la estipulada en su jornada laboral, circunstancia que según los responsables de CC OO se queda corta. Los cálculos establecen que, al año, se realizan en Segovia 611.856 horas extra que «seguramente ni se cotizan ni se pagan a los trabajadores». Una cantidad de trabajo que generaría 343 empleos a jornada completa en la provincia y que supone un ahorro en salarios de 4,8 millones de euros para los empresarios del sector, así como una pérdida de ingresos para las arcas de la Seguridad Social que el sindicato estima en 1,4 millones. Si además se tienen en cuenta las aportaciones que el trabajador no realiza por estos motivos (IRPF, Seguridad Social, Fondo de Garantía Social), el fraude ascendería hasta los 6.958.250 euros.

Para poner fin a esta situación, Comisiones Obreras llevará una serie de propuestas a la futura negociación del convenio con la patronal, como la regulación de los rangos de comensales en un máximo de 15 por trabajador y promoción profesional, la equiparación de los salarios de camareras de pisos –un sector «precarizado e infravalorado»– con los salarios de camarero, o la regulación de los condiciones de los trabajadores. Aunque las dos propuestas de más peso tendrán que ver con los salarios y con la regulación de los horarios.

En primer lugar, Comisiones Obreras plantea una subida salarial del 5% (55 euros al mes) con la que buscan equiparar los salarios en la comunidad. Segovia es la octava provincia de la región en lo que a salarios del sector se refiere, con una diferencia de más de 4.200 euros al año con León, la provincia con los sueldos más altos.

«No pueden existir estas diferencias entre camareros que hacen las mismas funciones. Es una barbaridad», apuntó Sáez, quien señala que para lograr corregir esta situación es necesaria la participación de los trabajadores. «Queremos hacer un llamamiento par que participen en la negociación del convenio y denuncien los fraudes que se están cometiendo. Si vienen al sindicato nosotros denunciamos de forma anónima por ellos», explicó.

La otra gran propuesta del sindicato es el control de los horarios de los trabajadores. Para ello apuestan por «relojes para fichar en todos los centros de trabajo», para lo que buscarían la ayuda de la Junta de Castilla y León. Hasta que pudiera llevarse a cabo, se conformarían con realizar el control a través hojas y de esta forma facilitar el trabajo a las inspecciones de trabajo. «Tienen muchas dificultades para contrastar el fraude. Los trabajadores están aleccionados», añadió Sáez, pidiendo «las máximas sanciones y con el máximo rigor» para los infractores. «Los excesos, las prolongaciones y el fraude que se está cometiendo en el sector debe acabar», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos