Cantimpalos celebra la Fiesta de la Juventud con sus populares verbenas

Los quintos de la Fiesta de la Juventud de Cantimpalos, con Mónica Senín y Juan de Frutos con las bandas de maja y feo. /C. V.
Los quintos de la Fiesta de la Juventud de Cantimpalos, con Mónica Senín y Juan de Frutos con las bandas de maja y feo. / C. V.

Multitud de personas se congregaron este fin de semana para empezar a deshojar el calendario festivo del verano en la provincia

CRISTINA VEGACantimpalos

La Fiesta de la Juventud de Cantimpalos cuenta con una creciente aceptación entre los jóvenes y es conocida por sus multitudinarias verbenas al aire libre. Durante los dos días de celebraciones, centenares de jóvenes procedentes de diferentes municipios han disfrutado de una conmemoración ya popular en el calendario estival de la provincia segoviana por ser una de las primeras que empiezan a deshojar el almanaque festivo del verano.

La noche del viernes, sobre las 1:30 horas, los diecisiete quintos subieron al escenario disfrazados. Ellos se decantaron por transformarse en futbolistas; y ellas optaron por convertirse en ‘Shakiras’. También se procedió a los nombramientos de la maja, Mónica Senin Tardón, y del feo, Juan de Frutos Merino. Estos dos jóvenes, fueron distinguidos por sus compañeros con la correspondiente banda de honor ante el numeroso público congregado en la Plaza Mayor.

Después, leyeron un curioso pregón preparado para la ocasión que comenzaba diciendo que arrancaba con la declaración de intenciones expresada por los quintos de celebrar la «mejor fiesta del verano». Tras agradecer la colaboración prestada principalmente por el Ayuntamiento de Cantimpalos, bares y comercios, los jóvenes de esta promoción se presentaron uno a uno con frases que rimaban.

45 años seguidos

Los protagonistas rubricaron sus discursos con una cariñosa y divertida reivindicación del origen de la Fiesta de la Juventud: «Después de presentar a estos quintos tan guapos, que se note que estamos en Cantimpalos, que después de 45 años consecutivos de fiesta, muchos pueblos nos han copiado».

Ya en la jornada del sábado, la orquesta Supersónica atrajo a una multitud de adolescentes, veinteañeros y otros no tan jóvenes, pero todos deseosos de apurar el último día de fiesta, lo que hizo que calles y plazas de la localidad cantimpalense presentaran un aforo casi completo de coches.

El ambiente festivo no dio tregua y se empezó a notar ya desde primeras horas de la madrugada. Aunque la fiesta de la juventud se conozca por su jolgorio nocturno, lo cierto es que cuando finaliza la orquesta, continua la jarana con una charanga hasta que dan comienzo las tareas de limpieza

Fotos

Vídeos