Cándido: «Las empresas retoman ya la costumbre de pagar las cenas navideñas»

Cándido López, presidente de la AIHS. /A. Tanarro
Cándido López, presidente de la AIHS. / A. Tanarro

El presidente de los hosteleros prevé «una Navidad animada», con una ocupación «de entre el 80 y el 90% en fechas señaladas»

C. C.Segovia

«Será una Navidad más animada y con la actividad más concentrada que en 2016», augura el presidente de la Asociación de Industriales Hosteleros de Segovia (AISH), Cándido López. Parece que la crisis deja atrás su etapa más severa y los encuentros navideños de compañeros de trabajo, amigos y familiares vuelven a aumentar. Hoteles y restaurantes coinciden en que este año la mayoría de las reservas se concentrarán entre el 15 y el 17 de diciembre, ya que es el único fin de semana que hay entre el puente festivo de la Constitución y Nochebuena, que en esta ocasión cae en domingo.

«Las expectativas son buenas, con entre el 80 y el 90% de ocupación en fechas señaladas», Candido López. Eso sí, la meteorología será un factor determinante para los alojamientos, ya que si no se producen fuertes temporales de nieve o lluvia, la Navidad es una época muy propicia para el turismo en Segovia.

Los restaurantes de la ciudad ya preparan su oferta gastronómica para estas fechas, en las que los clientes optan por invertir un poco más en las comidas y cenas navideñas, aunque los menús mantienen sus precios habituales, entre los 15 y los 60 euros por comensal aproximadamente, explica López. Eso sí, los restauradores ponen su empeño en aspectos como la presentación o el empleo de productos típicos de Navidad y de origen local. El cochinillo se mantiene como uno de los platos estrella, pero hay otros alimentos que evocan a la Navidad, como el pavo asado, la crema de almendras, las alcachofas, el asado y otras verduras de temporada muy demandados. Tampoco pueden faltar los dulces y turrones. «La gente busca recordar y recuperar los sabores navideños y se preocupan más por la calidad que por el precio», apunta.

Aunque la crisis motivó que fueran los propios empleados los que pagaran su cubierto, el año pasado ya comenzó a revertirse la tendencia y los empresarios han vuelto a retomar la costumbre de costear estas citas gastronómicas, comenta López. Eso sí, esta inversión sigue dependiendo de factores como el tipo de empresa o el número de comensales.

La mayoría de los grupos que se reunirán estos días en los restaurantes de Segovia proceden de la ciudad, pero también son muchas las empresas de Madrid, Valladolid o de pueblos cercanos que eligen la capital para reunir a sus trabajadores en torno a la mesa y, de paso, visitar la ciudad y sus alrededores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos