El campo segoviano se movilizará el día 10 para exigir ayudas directas

Eduardo Herguedas (i) y Juan Manuel Palomares. /L. M.
Eduardo Herguedas (i) y Juan Manuel Palomares. / L. M.

UCCL-Segovia afirma que la falta de pastos provoca «que haya que llevar alimento al ganado», lo que se traduce en un sobrecoste por vaca nodriza de 120 euros

LAURA MARTÍN Segovia

Las organizaciones agrarias Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Asaja y Unión de Pequeños Agricultores (UPA) convocarán a los agricultores y ganaderos segovianos a una movilización, el 10 de agosto, a las 12:00 horas, en la plaza del Azoguejo, previa a la manifestación autonómica prevista para el día 30 en Valladolid. El sector agroganadero de la provincia se encuentra en una grave situación tras las inclemencias meteorológicas de la pasada primavera. Las heladas y la sequía han supuesto «pérdidas inmensas» para este sector y las soluciones adoptadas por la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente «resultan insuficientes», según explicaron ayer Eduardo Herguedas y Juan Manuel Palomares, dirigentes de UCCL-Segovia.

La situación es especialmente grave en el viñedo y en la reducción de pastos para el ganado como consecuencia de la sequía, que hace que los ganaderos «se encuentren ahora en modo invierno, es decir, tienen que llevar alimento al ganado, cuando en esta época, normalmente, se pasta del suelo», explicó Juan Manuel Palomares, coordinador de UCCL-Segovia. Ello provoca un sobrecoste por vaca nodriza que ronda los 120 euros, subrayó.

Además, el dirigente agrario se refirió a la reducción de las dotaciones de riego en ciertas localidades. Según dijo, los productos que salen de estas zonas «están teniendo precios muy bajos, por ejemplo la patata».

La superficie asegurada en la provincia de Segovia es del 19%, lo cual es un síntoma «de que el sistema de seguros es ineficaz», indicaron los representantes de UCCL-Segovia. «El sistema resulta caro para los agricultores respecto a las coberturas que tienen, y es que la dotación económica ha pasado de estar en torno a los dieciséis millones de euros hace unos años a los dos millones actuales». Esta situación, añadieron, «lleva a graves problemas de liquidez para hacer frente a los gastos y costes del agricultor y ganadero, y más en este año, cuando la compra de semillas va a ser mayor y la compra de insumos también», aseveró el coordinador de la UCCL-Segovia.

Otra de las quejas respecto a las medidas adoptadas por la Junta y el Ministerio es que el aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social, «permite a los agricultores y ganaderos estar una temporada sin pagar, pero deben hacerlo al año siguiente, lo que tampoco les reporta liquidez». Respecto al anticipo de la Política Agrícola Común (PAC), otra de las fórmulas adoptadas para paliar los efectos de la sequía, Palomares señaló que «es una medida con la que ya se contaba otros años; de hecho, ha habido una reducción en la cantidad de esta ayuda, que antes rondaba los novecientos millones de euros».

Préstamos

En cuanto a los préstamos a bajo interés o nulo, en un principio se necesitaban los avales de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA), pero esta condición desapareció, dando lugar a un análisis de riesgos por parte de las entidades bancarias previo a la concesión. «Aquellas empresas, agricultores o ganaderos y explotaciones que están en peor situación de liquidez, van a tener más dificultades para acceder al préstamo, así que eso tampoco soluciona nada», sentenció el coordinador de la organización agraria. UCCL-Segovia pide que se ponga en marcha el sistema ‘mínimis’, «una herramienta de la PAC gracias a la cual, cada país miembro dispone de 15.000 euros para cada explotación y no pone en peligro el sistema de competencias ni el libre mercado». Solamente se puede solicitar «en situaciones excepcionales y creemos que esta lo es, aunque la respuesta de la Junta y del Ministerio es que no hay dinero», añadió Juan Manuel Palomares.

Tudanca exige un fondo específico de al menos 50 millones

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha exigido, en un momento en que la comunidad vive una sequía «histórica y dramática», que la Junta arbitre un fondo específico de, al menos, 50 millones para devolver al campo «lo mucho que ha dado». Tudanca, en declaraciones a Efe antes de asistir al Open de Tenis de El Espinar, subrayó que el campo es un sector «indispensable» para la Comunidad y para la fijación de la población rural. En este sentido, lamentó, que la sequía de este año lo ha dejado «prácticamente en los huesos». También apoyó las críticas de las organizaciones agrarias a la Junta «cuando denuncian que todavía no ha puesto ni un solo euro» de fondos propios para dar soluciones a unos agricultores y ganaderos que tienen que hacer frente a «la peor sequía de los últimos 30 años». Las preocupaciones «son endémicas» en los pueblos de Castilla y León, ha aseverado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos