Cabriolas con las palabras

Quico Cadaval, en la edición del año pasado. / De Torre

Carolina Rueda abre hoy el Festival de Narradores Orales, que tiene presencia internacional

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

«Vivimos en una época feroz, sobre todo para los más jóvenes, y nos salva la capacidad de hacer cabriolas con la palabra», asegura Ignacio Sanz, director del décimoctavo Festival de Narradores Orales de Segovia. Desde este lunes al domingo 16 de julio, el festival vuelve a ser una oportunidad para los amantes de la palabra contada, con la participación, de nuevo, del dramaturgo gallego Quico Cadaval, que inauguró un 18 de julio la primera edición con un poema de Francisco Franco, como enfatiza con ironía Sanz al presentar el programa de este año.

En la mayoría de edad del festival vuelve a estar Cadaval, «y el festival merecé que esté», declara la alcaldesa, Clara Luquero, porque «es una de las joyitas de la ciudad», una actividad cultural en la que «el público no respira y permite que la voz del narrador le llegue limpia». Sucederá de nuevo a partir de esta noche en el patio de la Casa de Andrés Laguna, con entrada libre hasta que se llene y, por tanto, con el público haciendo cola muchos minutos antes de que abra el recinto para la primera intervención, como siempre a las diez de la noche. El ciclo comienza con la ‘cuentera’ colombiana Carolina Rueda, «desbordante y arrolladora» que tiene en su narración, señala Sanz, «una defensa explícita de la condición femenina». Tras la apertura, mañana martes estará en el estrado el gallego Celso Fernández, que trabajaba en una residencia de ancianos donde «rescató tesoros para trasladarlos a los espacios públicos»; es la suma de la tradición gallega y de muchas anécdotas. El miércoles, Bonifacio O’Fogo, de origen camerunés, vuelve al festival donde este licenciado en Literatura Española ya presentó adaptaciones de cuentos de su país natal con acotaciones cargadas de ironía.

Una de las sorpresas

El jueves será Jaime de la Chana quien estrenará cuatro cuentos de Juan Rulfo, y la actuación de este maestro del teatro de objetos será una de las sorpresas de festival, como Nicolás Buenaventura, el colombiano domiciliado en París que «viene de una familia de ‘cuenteros’» y que, después de varios años de intentos para traerlo, Sanz ha logrado que actúe el sábado, 15 de julio, con sus historias de la tradición oral colombiana.

Cadaval llegará el viernes. Ignacio Sanz explica que «cada vez que le invito me dice que ‘ya no tengo más temas’, pero esta vez traerá un cuento basado en el Museo de Peralta, en cinco ratones entre los que hay uno que recoge rayos de sol para el invierno». El cierre le corresponde el domingo a la cubana Carolina Rodríguez, que vive en Suiza y es «una autoridad en la forma de contar» cualquier relato, explica el director.

El Festival cuenta también, gracias a la colaboración de la Fundación Don Juan de Borbón y la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, que cede el patio de la Casa-Museo de Antonio Machado, con La Poesía También Cuenta. Esta vez abrirá el ciclo el jueves José Gutiérrez Román, Premio Adonais de Poesía, creador de una obra llena de ironía; el viernes, la vallisoletana María Ángeles Pérez López presentará su poesía de carácter narrativo, y el sábado, 15 de julio, será la segoviana Carmen Truchado quien compartirá su obra.

Además, el ciclo de Cuentos en los Barrios para los niños cuenta con la participación el lunes de Carolina Rueda en el atrio de San lorenzo, el martes de Celso Fernández en el Jardín Botánico, de Bonifacio O´Fogo en el Parque de La Dehesa el miércoles, y de la segoviana Celia Matarranz en el Mercado Municipal de La Albuera, como los días anteriores a las ocho de la tarde.

Fotos

Vídeos