El Cabildo ha invertido 4 millones de euros en la Catedral en los últimos años

Vista superior de la nave central de la Catedral de Segovia.
Vista superior de la nave central de la Catedral de Segovia. / El Norte

La mayor parte de los fondos procede de los donativos y las entradas al templo, aunque también ha habido aportaciones de la Junta

EL NORTESegovia

La amplitud y las dimensiones de la ‘Iglesia Madre’ de la Diócesis de Segovia sorprenden a miles de turistas y visitantes, además de ser motivo de orgullo para los ciudadanos y fieles de la provincia. El culto y las frecuentes celebraciones, como las de Semana Santa o la Novena de la Virgen de la Fuencisla y e rico patrimonio cultural y artístico grabado en las piedras, lienzos, orfebrería o tapices que forman y decoran el claustro del siglo XV, las naves, las veintidós capillas y salas de exposiciones dan significado a la Catedral, donde el Cabildo ha invertido unos 4 millones de euros en restaurar cada elemento. De las restauraciones más longevas e importantes en marcha se encuentra la intervención en parte de las 159 vidrieras del conjunto catedralicio, una de las más importantes en número y valor de España.

Con un presupuesto de 1.199.000 euros, en la actualidad se está trabajando en la quinta fase de un total de siete de la rehabilitación de las vidrieras, lo que significa que el final de este gran proyecto de preservación se prolongará, previsiblemente, hasta el próximo año. Otra de las actuaciones más importantes que se han llevado a cabo, finalizada en 2015, es la restauración de las cubiertas de la Catedral. Más de 2.000 metros cuadrados de teja, madera y piedra fueron recuperados con un coste total de 1,3 millones de euros, según informa el Cabildo.

También está en restauración la Capilla del Santísimo; el resto de las veintiuna capillas de la Catedral se someterán a trabajos de preservación, mantenimiento y nueva iluminación. Debido al gran coste que se plantea, el plazo asumido por el Cabildo establece actuar cada año en dos capillas. A nivel religioso y de importancia para la celebración eucarística fue la renovación del presbiterio de la Capilla Mayor.

Objetivos futuros

La atención al visitante mediante una mejor distribución de las obras, su renovación y la apertura de nuevas salas de exposiciones son objetivos perseguidos por los administradores del templo. El 30 de junio se inauguró la nueva Sala de Exposiciones y Ornamentos Litúrgicos en la Antigua Librería, en la que cuelgan los tapices de la serie ‘Los Planetas’ y ornamentos litúrgicos pertenecientes a los obispos Fadrique de Portugal y Juan Arias Dávila. En el futuro, las restantes tres series de tapices que posee el templo también serán objeto de restauración, aunque debido a los altos costes a soportar por el Cabildo no hay plazos establecidos de forma fija.

Un proyecto de gran dimensión que sí tiene fecha para ser abierto al público es la nueva sala expositiva bajo el claustro, restaurada parcialmente durante el 2009, pero cuyo proyecto de apertura quedó interrumpido. En esta nueva superficie se expondrán cuadros y tablas flamencas, además del ‘Tríptico del Descendimiento’, de Ambrosius Benson. El coste previsto para la adaptación y accesibilidad para los visitantes es de 300.000 euros, aportados por el Cabildo, y la inauguración podrá ser posible a principios de 2018.

Otras áreas de actuación han sido el archivo, la renovación de los bancos de la nave central, el nuevo sistema de iluminación de la sacristía y la antesacristía, la renovación de la cubierta baja de la nava de la Epístola y la renovación para sustituir los yugos y afrontar la conservación material y sonora de la campana, esta última todavía en proceso.

El cómputo global de los gastos aproximados en obras es de 3,89 millones de euros, contando con las grandes intervenciones en las vidrieras y de la cubierta, esta última finalizada en 2015. En su mayor parte han sido financiados por el Cabildo gracias a las entradas-donativo, aunque cabe mencionar la apreciada colaboración y ayuda financiera de la Junta de Castilla y León.

El alto volumen de obras hace que la mayor parte de los ingresos de las entradas-donativo sean destinados a este objetivo, el 37,90% durante 2015, aunque esta cifra ha aumentado sensiblemente durante el pasado año y, previsiblemente, el porcentaje será aún mayor durante el presente 2017.

Fotos

Vídeos