Se buscan voluntarios: la importancia de regalar tiempo por los demás

Daniel Muñoz (de rojo), junto a miembros de la plataforma. /Óscar Costa
Daniel Muñoz (de rojo), junto a miembros de la plataforma. / Óscar Costa

La presidenta de la plataforma, Nélida Cano, muestra su malestar por la escasa participación en la concentración

EVA ESTEBANSegovia

Trabajar con personas que lo necesitan y dedicarles tiempo e ilusión. Esa es la principal labor de los voluntarios, que deciden regalar su tiempo y esfuerzo en beneficio de los demás. Su labor está presente en la provincia a través de las 26 asociaciones que integran la Plataforma del Voluntariado Social, además de «aquellas que no trabajan con nosotros, que son unas cuantas», afirmó su presidenta, Nélida Cano. A pesar de que en la actualidad hay un millar largo de segovianos activos integrados en este tipo de actividades, la provincia necesita más voluntarios. Como forma de llamamiento a la sociedad, ayer tuvo lugar una manifestación para reivindicar esta necesidad. Así lo expresó Cano, quien además mostró su malestar por el escaso seguimiento que tuvo: «Me da mucha pena porque parece que la solidaridad y el voluntariado no interesan. No podemos reivindicar que queremos voluntarios cuando nosotros mismos no nos unimos a estos actos», lamentó la también delegada de la fundación Amref Salud África. De todas las agrupaciones que constituyen la plataforma, «solo dos o tres» respaldaron la concentración: «Ni siquiera ellos se suman y colaboran».

Segovia es solidaria. Lo tienen claro tanto Cano como el concejal de Servicios Sociales, Igualdad, Sanidad y Consumo, Andrés Torquemada, quien no quiso desaprovechar la manifestación para mostrar su apoyo a la plataforma: «Para nosotros el voluntariado es un factor humano importantísimo. Son personas que entregan todo a cambio de nada», aseguró el edil. «La gente se implica y tenemos que seguir en esa línea, fomentándolo», continuó. A pesar de ello, esperaba «otra respuesta» por parte de los segovianos y de las propias entidades: «Habría sido interesante que al menos un representante de cada una se hubiera acercado», incidió.

Paralización

El principal problema al que «año tras año» se enfrentan es la escasez de voluntarios. Si hay algo de lo que parecen estar seguros es de que cada año son menos. Esto, a su vez, supone un problema añadido: la paralización de proyectos. «Muchas veces están solos. No podemos desarrollar determinadas cosas por la falta de personal», reveló Cano.

Las personas mayores y «sobre todo» las mujeres son el principal sustento de estas actividades. Según Cano, en Segovia son los colectivos que deciden invertir más tiempo en ayudar a las personas en riesgo de exclusión social. Sin embargo, existe una laguna importante en cuanto a la participación juvenil: «No se suman por el compromiso que supone, aunque muchas veces no se les exige. La propia palabra lo dice». Cuando una persona está interesada en ejercer este tipo de actos sociales, lo primero que Cano recomienda es «informarse, formarse y mirar bien la organización en la que se quiere participar».

«Haz voluntariado. Cambia el mundo». Ese fue el mensaje fundamental que transmitió el manifiesto con el que se clausuró una concentración que finalizó en la Plaza Mayor de la capital. Fue el periodista Daniel Muñoz el encargado de leer una declaración que pretendía resaltar el «papel fundamental que ejercen los voluntarios como agentes de transmisión de valores desde la infancia». En España, actualmente, hay cerca de tres millones y medio, aunque «no son muchos si se trata de atender todas las necesidades que nos rodean», subrayó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos