Dificultades técnicas en las voladuras condicionan el ritmo de las obras de la SG-20

Imagen de un tramo de las obras, el pasado junio. /De Torre
Imagen de un tramo de las obras, el pasado junio. / De Torre

Fomento confirma que los trabajos de la autovía están al 30% de ejecución

El Norte
EL NORTESegovia

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado hoy en el Senado que las obras de conversión en autovía de la SG-20 se encuentran con un grado de ejecución de entre el 22 y el 33%.

Según ha informado en comunicado la senadora del PP por Segovia, Paloma Sanz, el secretario ha reconocido hoy que «las dificultades técnicas en las voladuras realizadas en estructuras próximas a la calzada las que han condicionado el ritmo de ejecución de las obras».Estas complicaciones, tal y como ha respondido en su intervención, han surgido principalmente en el tramo A, de 8,4 kilómetros de longitud, que abarca desde el enlace con la autovía A-601 hasta las inmediaciones del enlace con la carretera CL-601.

«Esta zona cuenta con un grado de ejecución del 22,75%», según el secretario de Estado, quien ha añadido que el plazo vigente de estas obras podría retrasarse hasta comienzos de 2019, dada la entidad de los trabajos y a la pendiente autorización de la modificación. Asimismo, Gómez-Pomar ha explicado que en estos momentos se están ejecutando actividades de movimiento de tierras con objeto de despejar el espacio que ocupará la segunda calzada y acopiando y moliendo materiales de roca para constituir la zahorra artificial necesaria para toda la obra.

También se está trabajando en la reposición de los servicios de líneas eléctricas y abastecimientos afectados, y ya han sido completadas las cimentaciones en la estructura del viaducto del Eresma.

Por otro lado, el tramo B, de 7,13 kilómetros de longitud, que abarca desde las inmediaciones del enlace con la carretera CL-601 hasta el enlace con la carretera de la N-110 en sentido Ávila, presenta un grado de ejecución del 33,37%. En esta zona ya se están rematando los trabajos de terraplenado en las proximidades del viaducto del ferrocarril Madrid-Segovia y se ha concluido la obra en la glorieta con la N-110. Además, se está trabajando en los desvíos de tráfico que será necesario poner en marcha para la ejecución del enlace con la autopista AP-61 y que, según ha anunciado, podrían estar en servicio el primer trimestre de 2018.

Según Gómez-Pomar, esta obra, que afecta a 15,3 kilómetros y que está presupuestada en 45 millones de euros, es «fundamental» para dotar a la ciudad de una infraestructura "de alta calidad, fluida y segura que sirva de conexión entre diferentes carreteras y núcleos urbanos"

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos